martes, 6 de diciembre de 2016

Desde que Maduro llegó al poder, el hijo menor de Cilia Flores viaja solamente en costosos vuelos charters

Los destinos preferidos del vástago de la primera dama, Yoswal Alexander Gavidia Flores son los Estados Unidos, Francia, Aruba, Curazao y las Bahamas, seguido por Argentina, Alemania y Colombia.

Maibort Petit
@maibortpetit
Nueva York

Un reporte sobre los movimientos internacionales del hijo menor de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores con su exesposo Walter Ramón Gavidia Rodríguez, destaca que Yoswal Alexander Gavidia Flores ha hecho más de 15 viajes en vuelos privados (chárter) desde que el esposo de su madre, Nicolás Maduro Moros llegó a la presidencia de Venezuela en abril de 2013.
Yoswal Alexander Gavidia Flores es el hijo menor de la primera dama Cilia Flores
Antes de la llegada al poder de Nicolás Maduro, Gavidia Flores viajaba, como el resto de los venezolanos en vuelos comerciales. El informe destaca que Yoswal Alexander pasa temporadas en el estado de la Florida, en especial en Miami y West Palm Beach. Asimismo, relata que, el más joven de los Gavidia Flores, viajó a Nueva York y Atlanta, Georgia cuando tenía 18 años. 

Recientemente, el hijo menor de Cilia Flores, disfrutó de unas largas vacaciones en las bellas playas de la ciudad del Sol. Viajó en un avión privado (siglas N755CL) desde Caracas a Miami, el 20 de agosto de 2016 y regresó al país el 9 de septiembre. Un viaje desde Caracas a los Estados Unidos en vuelo chárter, tiene un costo que oscila entre los $20.000 y $25.000 dólares.
Gaviria Flores viajó en este avión privado (siglas N755CL) desde Caracas a Miami en octubre de 2016 

De acuerdo a la página web del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, la cédula que corresponde a Gavidia Flores V-19733466, fecha de nacimiento 6 de agosto de 1990, nunca ha sido registrada en la institución, con lo cual se concluye que este hombre de 26 años no ha trabajado formalmente en ninguna empresa privada o ente del gobierno venezolano. 

Gavidia Flores es miembro de la Secretaría Ejecutiva del Movimiento por la Paz y la Vida y del Partido Socialista Unido de Venezuela, Psuv.

En la lista de votantes del CNE aparece registrado en el Colegio SAn José de Tarbes, Urbanización El Paraíso, Avenida Páez, Caracas. 

Actualmente vive en la urbanización Prados del Este, calle La Encrucijada, en la Quinta Nacha, en Caracas, Venezuela.

De Yoswal Alexander Gavidia Flores se sabe que es deportista. En la lista de Fit Game Venezuela-Avanzado Masculino, se encuentra en el puesto número 31, representando a Dragon Crossfit Caracas. Lista de deportistas y entrenamientos Ver aquí: 

Cuando tenía 23 años, Yoswal Alexander fue vinculado al asesinato de Yorman Liendo, un delincuente que formaba parte de una banda llamada los Piratas del Mar. Liendo intentó robar a un grupo de personas, entre las que se encontraba Yoswal Alexander y algunas versiones dijeron que, Gavidia Flores, le disparó al ladrón para evitar que lo robaran. Sin embargo, en el acta policial que se elaboró sobre ese hecho, se le colocó únicamente como un testigo. El documento agrega que la muerte del delincuente fue debido a una balacera que se produjo al frustrarse el asalto. 

Yoswal Alexander también es conocido en Caracas por ser un apasionado de las motos de alto cilindraje, de las carreras en las autopistas, de los autos de lujo y de las motos de agua. 

A continuación presentamos los viajes en vuelos chárter resaltados en el informe y algunos otros que hizo en líneas aéreas comerciales antes que su padre político fuera presidente del país:

1) Caracas-Miami-Caracas (viaje de 19 días)
Salida agosto 20, 2016 en el jet siglas N755CL (avión propiedad de Roberts Michael A Trustee) regresando a Caracas el 9 de septiembre de 2016, en el vuelo privado avión siglas: N515CY (GPS AVIATION 55 CORP)

2) Caracas-París- Caracas
Salió de Caracas a París en el vuelo comercial de Air France N-AFA-385 el 12 de junio de 2016. De París viajó a Miami, Florida en vuelo comercial RATE y luego regresó en la ruta Miami -Caracas el 5 de agosto de 2016 en el vuelo privado jet siglas N990CH (VY MASTER AVIATION INC WILMINGTON, DE, US)

3)Caracas-Curazao- Caracas
El 9 de noviembre de 2015 viajó en el vuelo chárter sigla N990CH desde Caracas a Curazao y regresó en el mismo avión el 12 de noviembre de 2015.

4)Caracas-Bahamas-Caracas
El 18 de septiembre de 2015 viajó desde Caracas a Nassau en el avión N990CH, luego viajó desde las Bahamas a Curazao y regresó a Caracas en el mismo avión el 22 de septiembre de 2015.

5)Caracas-Aruba-Caracas
El 17 de febrero de 2015 tomó el vuelo chárter N200VR ruta Caracas-Aruba (ABW-Oranjestad) y regresó a Venezuela en el mismo avión el 10 de julio de 2015.

6)Caracas-Buenos Aires(Argentina)- Caracas
El 17 de abril de 2015 viajó en el vuelo privado siglas YV2726 desde Caracas a Buenos Aires, para regresar en el mismo avión el 20 de abril de 2015.

7)Caracas-Madrid (España)-Caracas
El 28 de marzo de 2015 viajó en vuelo privado siglas 9HVJK desde Caracas a Madrid y regresó en el mismo avión el 4 de abril de 2015.

8)Caracas-West Palm Beach (Florida)-Caracas
El 22 de enero de 2015 salió de Caracas en el avión siglas N113WJ y regresó en la misma nave el 27 de enero de 2015.

9)Caracas-Miami-Caracas
Salió de Maiquetía el 20 de noviembre de 2014 en el vuelo privado, avión siglas N990CH hacia West Palm Beach (Florida) y regresó en el mismo avión el 24 de noviembre de 2014.

10)Caracas-Miami-Caracas (71 días de viaje) 
Viajó el 10 de septiembre de 2014 desde Caracas a Miami, Florida en el jet privado N990CH y regresó a Caracas el 20 de noviembre de 2014.

11)Caracas-Nassau- Caracas
Salió de Caracas el 15 de agosto de 2014 a Bahamas en el avión N614RD y retornó a Caracas el 18 de agosto de 2014.

12)Milán (Italia) - Caracas
El 26 de julio de 2014 regresó de Milán -Italia a Caracas en el vuelo chárter OELXX

13)Caracas-La Paz Bolivia-Caracas
Viajó el 22 de abril de 2014 a La Paz en vuelo privado N990CH y regresó a Caracas el 28 de abril de 2014 en la misma nave.

13)Milán (Italia) - Caracas
El 26 de julio de 2014 regresó de Milán -Italia a Caracas en el vuelo chárter OELXX

14)Caracas-Managua (Nicaragua)-Caracas 
El 29 de junio de 2013 viajó de Caracas a Managua en el vuelo privado siglas YV0207. De Managua viajó a Aruba en el mismo avión y luego regresó a Caracas el 6 de enero de 2014 en el vuelo chárter YV1827. 

15)Caracas-Aruba- Caracas
Febrero 2 de 2014 viajó Caracas-Aruba vuelo YV546T y retornó en el mismo avión el 16 de febrero de 2014.

Vuelos comerciales desde 2008 hasta el 2012, fecha en la cual Hugo Chávez se encontraba enfermo en Cuba y designó a Nicolás Maduro como su sucesor.

16)Caracas-Miami-Caracas
12 de diciembre de 2012 viaja en vuelo comercial American Airlines Vuelo Número AA2114 desde Caracas a Miami y regresa el 16 de enero de 2013 en el vuelo comercial de la misma línea aérea  AA979  Miami-Caracas.

17)Caracas-Miami-Caracas
18 de octubre de 2012 Caracas-Miami vuelo comercial de American Airlines AA2114 y regresó a Caracas el 5 de noviembre de 2012 en el vuelo AA 2113.

18) Caracas-Atlanta-Caracas
25 de diciembre de 2011 línea comercial Delta Airlines Vuelo DAL-802  Caracas-Atlanta. Regresó el 6 de enero de 2012 en el vuelo de Delta # 718 Atlanta-Caracas.

19)Caracas-Miami-Caracas
26 de agosto de 2011 viajó el el vuelo de American Airlines AAL936 Caracas-Miami. De allí viajó a Curazao en la línea comercial Dutch Caribbean Airlines y regresó el 6 de septiembre de 2011 a Caracas en la línea Dutch vuelo DAE 973.

20)Caracas-Bogotá-Caracas
El 13 de septiembre de 2009 viajó Caracas-Bogotá en el vuelo de Avianca AVA069 y regresó el 19 de septiembre en el vuelo de la misma línea aérea AVA078 ruta Bogotá - Caracas.

21)Caracas-Panamá-Caracas
3 de diciembre de 2008 viajó en Copa vuelo CMP 222 Caracas-Panamá.

22) Caracas-Miami-Caracas
27 de marzo de 2008 Caracas-Miami vuelo de American Airlines AAL902 con regreso el 1 de abril de 2008 Caracas-Miami.

23)Caracas-Nueva York-Caracas 
Se fue el 11 de diciembre de 2006 vuelo American Airlines AAL976 Caracas Nueva York

24) Caracas-Nueva York -Caracas
El 2 de julio de 2007 en el vuelo de American AA976 Nueva York-Caracas

24) Caracas-La Habana-Caracas
1 de marzo de 2006 viajó Caracas-La Habana por Aeropostal. 

25)Caracas-Frankfort-Caracas
Caracas-Alemania el 18 de abril de 2006 viajó en vuelo comercial de Lufthansa DLH 534.





lunes, 28 de noviembre de 2016

César Orlando Daza Cardona: "El Flaco" "negrito" socio de los sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit


La fiscalía del Distrito Sur de Nueva York incluyó como conspirador en el caso de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas a un hombre que aún no ha sido capturado por las autoridades. Su nombre es César Orlando Daza Cardona,  y fue quien sirvió de puente entre los primos Flores y los narcotraficantes hondureños: Roberto de Jesús Soto GarcíaCarlos Amílcar Leva Contreras.

César Orlando Daza Cardona participó en varios de los chats sostenidos por Campo Flores y Flores de Freitas durante los meses de octubre y noviembre de 2015. 

En una carta enviada por el fiscal Preet Bharara al juez Paul Crotty, y que daba respuesta a una solicitud hecha por Campo y Flores fechada el 16 de noviembre de 2016, se explica que las pruebas que hacen referencia a Daza Cardona tenían un alto valor probatorio de la culpabilidad de Campo y Flores. 

La fiscalía de Nueva York incluyó a Daza Cardona en la lista de acusados de conspirar para traficar droga a los Estados Unidos. Hasta ahora se desconoce el paradero del hombre que aparece como el contacto entre los sobrinos de Cilia Flores y los narcos en Honduras. También están en la búsqueda de la identidad de "El Gocho" quien era el contacto entre los sobrinos y el grupo terrorista de las Farc, que era el proveedor de la droga objeto de la conspiración. 

El fiscal señala que las referencias en el caso Flores de César Orlando Daza Cardona datan del 30 de septiembre de 2015. Dice que Campo y Flores se refirieron a lo largo de la conspiración a Daza Cardona como "Negrito", o "El Flaco" y que este hombre facilitó su participación en el delito. 

El agente especial de la DEA, Sandalio González explicó que a lo largo de la investigación este hombre alias "Negrito" o "El Flaco" fue posteriormente identificado por el Gobierno como César Orlando Daza Cardona. Daza estuvo presente en la reunión de los acusados ​​el 3 de octubre de 2015 con "El Sentado" en Honduras.

Justo antes de esa reunión, el 2 de octubre, Campo Flores se comunicó con Daza Cardona, quien usó una cuenta de WhatsApp Messenger con el nombre de pantalla "Negrito Nico".

El fiscal se refiere en el documento a una objeción intempestiva hecha por Campo Flores y Flores de Freitas a unas pruebas admitidas por la corte, en al cual se hace referencia al interrogatorio del informante confidencial, José Santos Peña (CS1) donde éste hace referencia al Ministro de la Defensa de Honduras, Julián Pacheco Tinoco. De acuerdo al testimonio, Santos Peña conversó con Pacheco Tinoco para que recibiera un cargamento de cocaína. 

El informante dijo además que participó en la operación que condujo al arresto del hijo del ex-presidente hondureño, Porfirio Lobo, el narcotraficante Fabio Lobo, preso en Nueva York desde julio de 2015, acusado de conspirar para traficar a los Estados Unidos varios cargamentos de drogas desde Honduras.

El gobierno presentó unas pruebas que venían el celular de Campo Flores (Samsung) en  la evidencia GX100.

Campo Flores y Flores de Freitas pidieron al juez que no permitiera que la fiscalía introdujera en el juicio las pruebas que hacían referencia  a Pacheco Tinoco. La fiscalía calificó la petición de los Flores como "desconcertante", a la vez que señaló que Campo Flores era el usuario del dispositivo de donde se extrajeron los chat a los que se hacen referencia en las evidencias.

La fiscalía sostiene además que en el teléfono de Campo Flores se consiguió un chat donde se encuentra los detalles del viaje que los sobrinos presidenciales hicieron ​​a Honduras para reunirse con "El Sentado". 


Dicen que hay elementos probatorios en los chats donde aparece que Daza Cardona participó en los encuentros en Honduras. De hecho -señala- estuvo presente en la reunión que tuvo Flores de Freitas con Roberto de Jesús Soto García, El Sentado y Juan Gómez (CS-3) en San Pedro Sula el 6 de noviembre de 2015. 


La fiscalía destaca que las referencias en los mensajes de texto a Daza Cardona son relevantes y permitieron probar la identidad de uno de los co-conspiradores que los hoy convictos ​​describen en sus confesiones hechas al agente especial González en el avión de la DEA. 

Campo Flores dijo que conocía a Daza Cardona -alias "El Flaco"-. Igualmente, Flores de Freitas aseguró conocerlo en sus confesiones. De hecho, ambos se habían visto antes de su viaje a Honduras.


Explica que la evidencia del celular  GX 609, que tiene fecha 3 de octubre de 2015 a las 10:45 p.m. y se refiere al nombre completo de Daza Cardona, sugiere que Campo Flores se enteró de esta información adicional cuando se reunió con Daza en persona fuera de San Pedro Sula. 

En el documento de la fiscalía se destaca la evidencia GX610, donde aparece una conversación entre Campo Flores y Daza Cardona, con fecha 27 de octubre de 2015, incluyendo un número de teléfono adicional para Daza con el código de país (504) de Honduras. La fiscalía dice que Campo se mantuvo en contacto con Daza en los meses seguidos a la conspiración por la cual serán condenados los sobrinos de Cilia Flores.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Defensa de sobrinos de Cilia Flores aclara que sus clientes no tienen conexión con narcotraficantes del gobierno hondureño

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Tres días antes que el jurado declarara culpables a Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, los abogados de los sobrinos de la primera dama Cilia Flores pidieron al juez Paul Crotty que "impidiera que el gobierno sometiera a consideración del jurado, o que hiciera referencia a una información dada a conocer por informe confidencial de la DEA, José Santos Peña (CS-1) sobre su relación con el Ministro de la Defensa de Honduras, Julián Pacheco Tinoco.

En una carta fechada el 16 de noviembre de 2016, la defensa de Campo Flores y Flores de Freitas acusan a la fiscalía de haber admitido esa información con "el único propósito de argumentar que los acusados tenían conexión con los narcotraficantes del gobierno hondureño".

El el interrogatorio de Santos Peña frente al jurado, el informante
CS-1 testificó lo siguiente:

Fiscalía: ¿En su trabajo como informante de la DEA se reunió alguna vez con alguien llamado Julián Pacheco Tinoco?
CS1: Sí, señor.
Fiscalía: ¿En qué país conoció al señor Pacheco Tinoco?
CS1: En Honduras.
Fiscalía: ¿Y sabía usted si tenía una posición en el gobierno hondureño?
CS1: Sí, señor.
Fiscalía: ¿Cuál era esa posición?
CS1: Ministro de Defensa de Honduras.
Fiscalía: ¿Cómo lo conoció?
Objeción del abogado Randall Jackson
Juez Paul Crotty:  Derogado.
Fiscalía: ¿Cómo lo conoció?
CS1: Lo conocí a través del hijo del ex presidente de Honduras, Fabio Lobo.
Fiscalía:¿Estaba usted reuniéndose con el Sr. Lobo como parte de su trabajo como informante DEA?
CS1: Sí, señor.
Fiscal Quigley : Un momento, señoría.
Fiscalía: ¿Con qué se relacionó la reunión con el señor Pacheco?
CS1:  Era para él darme apoyo para recibir envíos desde Colombia a Honduras. Él estaba a cargo de la parte de seguridad en Honduras.
Fiscalía: ¿Y qué tipo de envíos?
CS1: Cocaína.

La defensa de los sobrinos presidenciales se quejó ante el juez que en uno de los anexos de la fiscalía (GX610), parecía una nota o un borrador del correo electrónico extraído del teléfono de Campo Flores, que incluye los nombres "Julián Pacheco Tinoco" y "Orlando Daza alias el flaco". (GX 607-609) se refieren a la prueba GX610,  donde hay varias referencias sobre la información del usuario con la cual se pretenden demostrar que dicha nota fue extraída del teléfono Campo Flores

Los abogados señalaron que sus clientes creen que el Gobierno tuvo la intención de invocar esas pruebas para argumentar que los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela estaban asociados con los narcotraficantes hondureños. 

En ese sentido, pidieron  a la corte excluir esas pruebas debido a que "GX 607-GX610 son indebidamente perjudiciales y no son probatorias de la existencia o inexistencia de la conspiración". 

Campo Flores y Flores de Freitas dijeron en la carta que el testimonio sobre Tinoco Pacheco no debía ser acreditado, ya que el mismo no tenía relevancia alguna. Pidieron al Juez Crotty impedir al Gobierno usar cualquier argumento sobre el GX 607-610 en contra de los acusados.

El testimonio de CS-1 es la única evidencia presentada en este caso que podría relacionarse con GX 607-610. Sin embargo, este testimonio no demostró que GX 607-610 tuviese relevancia alguna en la conspiración imputada en este caso. 

GX 607-610 son pruebas indebidamente perjudiciales ya que su admisión confunde y engaña al jurado, al asociar injustamente a Campo Flores y Flores de Freitas con un funcionario hondureño, que puede o no, haber estado involucrado en el tráfico de drogas. 

Los abogados sostienen que el Gobierno no pudo demostrar que Pacheco Tinoco esté, de hecho, involucrado en el tráfico ilícito de drogas. Sólo cuenta con el testimonio de CS-1 quien aseguró que trabajó con Pacheco Tinoco como parte de sus funciones como informante de la DEA. 

"CS1 nunca declaró que Pacheco Tinoco estuviera involucrado en el tráfico de drogas ilegales,  el Gobierno  nunca ofreció pruebas de que Pacheco Tinoco y el CS-1 estuvieran involucrados en operaciones no autorizadas de tráfico de drogas", dice la carta de los defensores.

El testimonio sólo estableció que Pacheco Tinoco y el CS-1 estuvieron involucrados en operaciones separadas y no relacionadas con la picadura de drogas. Los testimonios obtenidos de CS-1 no establecieron un período en el que CS-1 y Pacheco Tinoco estuvieran asociados y, lo que es más importante, no vincularon esta asociación con la operación de picadura que envolvió a Campo Flores y Flores de Freitas en este caso. 

Además, el testimonio no estableció que los demandados tuvieran conocimiento alguno de la supuesta implicación de Pacheco Tinoco en el tráfico de drogas no autorizado, sostiene los defensores.

Más adelante afirman que el Gobierno no estableció un fundamento adecuado que hiciera relevante cualquier conocimiento o asociación potencial entre Campo Flores, Flores de Freitas y el Pacheco Tinoco. 

De hecho, -dicen los defensores- el testimonio suscitado de CS-1, junto a la admisión de las pruebas GX 607-610 y la discusión sobre los anexos GX 607-610 "no es nada más que un intento velado del gobierno de introducir evidencias inadmisible de actos anteriores sin fundamento, con la mala intención de establecer una vinculación entre dos actos que no se relacionan entre sí y cuya conexión no se pudo demostrar".

Cualquier vínculo entre una nota que documenta la información de contacto de ciertos individuos y alias y una operación previa de tráfico de drogas se basaría únicamente en argumentos.

Dicen que el Gobierno no puede caracterizar estas pruebas como evidencia de predisposición y admitirlas basadas en la posible defensa de los acusados.

Los defensores aclarar que los anexos GX 607-610 sólo demuestra que los demandados eran conscientes de la existencia de individuos con los nombres de Pacheco Tinoco y El Flaco. Ese hecho, si se acepta como cierto, no es relevante, y el mismo puede confundir y engañar al jurado y desperdiciar el tiempo del tribunal. 


miércoles, 23 de noviembre de 2016

¿Qué ocurre con los sobrinos de Cilia Flores luego del veredicto?

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Una vez conocido el veredicto del jurado que declaró culpables a los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas los abogados dejaron ver su disposición para someter un recurso a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York.
El pasado viernes 18 de noviembre los acusados de conspirar para traficar 800 kilos de cocaína a los Estados Unidos fueron declarados culpables por un jurado de 12 personas. El juez de la causa, Paul Crotty fijó como fecha tentativa para la lectura de la sentencia el 7 de marzo de 2017. Igual dijo que la defensa tiene como fecha límite para presentar las mociones posteriores al juicio el 23 de enero de 2017 y el 7 de Febrero de 2017 para que la fiscalía  de la respuesta a las mociones.

La defensa tiene varias alternativas luego de la emitido el veredicto de culpabilidad. El primer paso es  la presentación de varios recursos de apelación ante la Corte de Circuito (2) y luego, dependiendo de la decisión que se tome en esa instancia, los abogados podrían acudir a la Corte Suprema para que considere el caso.

Las apelaciones, explica el experto en derecho criminal, Alexander Alfano, pueden darse en tres niveles:



1) Que durante el caso en la Corte de Distrito haya habido un error de procedimiento del debido proceso. Como ejemplo, este litigante señal, el hecho que el juez haya admitido como evidencia las confesiones de los acusados y  que de acuerdo a la norma no debieron ser permitidas. Otro factor para una apelación puede ser que la defensa haya pedido presentar un experto y la corte no lo haya aceptado.


En el caso de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, los abogados de la defensa sometieron a consideración del juez Paul Crotty varias mociones donde se solicitaba que no fueran admitidas como evidencias las confesiones que los acusados dieron al agente de la DEA, Sandalio González. Los abogados argumentaron en su petición que las confesiones habían sido dadas por los acusados bajo presiones de los agentes del gobierno y en medio de un estado sicológico de pánico.

Igualmente, los abogados de la defensa solicitaron al Juez Crotty permitir un experto en mega data para que evaluara la fotografía enviada por "El Sentado" como evidencia de la reunión sostenida entre los acusados y el testigo cooperante de la DEA el 4 de octubre de 2015. Esa moción fue negada.  

2) Apelaciones derivadas de la aplicación equivocada de la ley. Esto se basa en la posibilidad que el jurado o el juez hayan tenido un desacierto en el manejo de las leyes que aplican al caso. Alfano explica que si bien este aspecto no es del todo probable puede ser posible y hay casos que demuestran que este tipo de recursos han sido aceptados.

Este caso puede darse cuando se producen imprecisiones en las instrucciones legales que el juez da los jurados y en dichas instrucciones pueden tener algunos errores conceptuales y de aplicación.

3) Que el jurado haya fallado contrario a la evidencia, es decir, que exista una incoherencia notable. Alfano dice que  la ley establece claramente que es el jurado el que se encarga de determinar los hechos, el juez y los abogados se encargan de determinar y aplicar la ley.  Este elemento se apelación se da cuando los hechos no han sido revisados por el jurado de manera apropiada y la decisión es contraria a la evidencia.

Corte de Apelaciones del Segundo Circuito 
Mecanismo para lograr una sentencia menos severa

Campo Flores y Flores de Freitas pueden verse beneficiados por una condena menos severa de la establecida legalmente para el caso, de llegar a un acuerdo con la fiscalía para suministrar información sobre las personas involucradas en la organización criminal a la que pertenecen y ofrecer datos sobre el modus operandi que utilizan para sacar la droga del país.

Hasta el momento no existe información formal sobre alguna decisión que hayan tomado los sobrinos presidenciales para llegar a un acuerdo de cooperación con la fiscalía. De darse, el mismo debe ser considerado en las próximas semanas.  

De llegarse a un acuerdo de cooperación con los sobrinos de Nicolás Maduro, los fiscales deben enviar al juez Paul Crotty un memorando para que considere la cooperación como mecanismo de reducción de sentencia.  Crotty debe aprobar dicho acuerdo.

Es importante aclarar que si bien los acuerdos de cooperación son una práctica usada por el gobierno para obtener información sobre los cárteles del narcotráfico, no hay una total garantía que los acusados logren penas reducidas luego de suministrar información.

La cooperación puede ser peligrosa y por lo general requiere que los acusado testifiquen en el tribunal en contra de las personas que delaten, que en el caso de Campo Flores y Flores de Freitas podría ser su propia familia.

La pena

Las condenas por tráfico de drogas, incluso para aquellos delincuentes que son encausados por primera vez, como es el caso de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro, suelen ser superiores a los 10 años o más. 

Las sentencias de cadena perpetua también son posibles para las condenas por tráfico de drogas.


Los acusados que son encontrados culpables también están obligados a parar multas asociadas con una condena por tráfico de drogas. Mientras que las condenas de tráfico en los casos estatales pueden incluir multas de $ 25,000 a $ 100,000 o más. Las condenas federales por tráfico de drogas pueden exceder los $ 10 millones.

El tribunal de Apelaciones

El Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Segundo Circuito (Nueva York) comprende  los casos en los estados de Connecticut, Nueva York y Vermont. Esta corte tiene jurisdicción de apelación sobre los tribunales en los siguientes distritos:

Distrito de Connecticut
Distrito Este de Nueva York
Distrito Norte de Nueva York
Distrito Sur de Nueva York
Distrito Oeste de Nueva York
Distrito de Vermont

Será este tribunal el encargado de hacer las revisiones pertinentes al caso de Campo Flores y Flores de Freitas. De acuerdo a las estadísticas, esta corte recibe unos 7000 recursos anuales para su consideración, y luego de una revisión solo 100 son admitidos.



lunes, 21 de noviembre de 2016

WSJ: Diosdado Cabello fracasó con su demanda al no afirmar que es falsa la información que lo vincula con el narcotráfico

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Los abogados de la empresa  Dow Jones & Company, Inc, propietaria del periódico estadounidense Wall Street Journal, presentaron a la Corte del Distrito Sur de Nueva York un Memorándum Suplementario de Derecho donde piden desestimar, de una vez por todas, la segunda demanda enmendada presentada en contra ese medio por el diputado venezolano, Diosdado Cabello Rondón, ya que la misma mantiene los errores de fondo y forma que aparecieron en la versión original y que el tribunal ordenó corregir.

Los abogados  Katherine M. Bolger y Jeremy A. Kutner, del escritorio jurídico Levine Sullivan Koch &  Schulz LLP señalan que a pesar que la juez le dio una segunda oportunidad para corregir la demanda, "el demandante, Diosdado Cabello-Rondón, ha vuelto a fallar en rectificar sus fatales defectos". 

Dice el memorando que lo más revelador de la última versión de la demanda es "que en ninguna parte, Cabello alega que la declaración factual real en el artículo objeto de la demanda  es falsa".

Vale recordar que Diosdado Cabello demandó al WSJ por un artículo publicado el 18 de mayo de 2015, donde varias fuentes afirman que el dirigente chavista está siendo investigado por agencias del gobierno federal por su vinculación con el narcotráfico. 

Cabello dice que las afirmaciones "son falsas" y que la publicación "le generó pérdidas, no sólo de índole moral, sino económicas". Agrega que su reputación se vio manchada por las afirmaciones falsas del reportaje.

Sin embargo, en los tres intentos de someter la demanda a los tribunales (la primera versión y dos enmiendas) los abogados de Diosdado Cabello han fracasado en argumentar que la información en la que se basa el artículo es falsa. Es decir, que el parlamentario no está bajo investigación federal.

Dicen los abogados que Cabello debe explicar que las investigaciones en su contra por parte de las agencias estadounidenses  no se están realizando, o no existen, y por tanto las afirmaciones que se hacen en la publicación son de alguna manera falsas.

Cabello también fracasa al alegar -adecuadamente- que existe una malicia real por parte del medio de comunicación al momento de hacer la publicación, elemento clave en una demanda de difamación, dice el memorando.

La Corte Suprema de los Estados Unidos creó la base legal que previene que los funcionarios públicos como Diosdado Cabello, hagan reclamaciones de difamación sin mérito, basados ​​en historias que simplemente no les gustan, argumentan los representantes legales de WSJ.

Los abogados señalan en el memorando que la corte debe desestimar  la demanda del diputado Diosdado Cabello en contra de Dow Jones, tal cual se sugirió en una conferencia previa que tuvo lugar el 25 de octubre de 2016.

Acotan que Dow Jones incorpora y renueva su moción para "desestimar la demanda de Cabello  y documentos de apoyo, presentados ante el tribunal el 3 de octubre de 2016".

Asimismo, sostienen que la segunda demanda enmendada contiene los mismos significados detallados de las demandas anteriores, donde Cabello alega que no le gusta el artículo publicado por WSJ, y discute con "fraseología" aquello que no le agrada, "pero en el fondo el demandante ha fracasado - tres veces - en alegar plausiblemente o bien que la declaración factual, contenida en el artículo, que es falsa la investigación o, que el Dow Jones publicó el artículo con fuentes falsas de una manera subjetiva.

Dice que Cabello no demuestra que el artículo contiene alegaciones falsas, que la base del contenido es materialmente falso y que la sustancia, la esencia del material es una calumnia.

En la segunda demanda enmendada, Cabello -una vez más- no alega que la potencialmente afirmación difamatoria que se dice de él en el artículo es falsa, es decir que su persona no está bajo investigación federal y que él no está vinculado al narcotráfico y el lavado de dinero. 

En su lugar, Cabello Rondón repite en su segunda demanda enmendada, lo que alegó erróneamente en las dos quejas anteriores, y evita, en todo momento y de manera intencional hacer, la alegación de falsedad.

Dicen que la demanda intenta cuestionar la "descripción" de la investigación, pero no niega la existencia de la misma. En el fondo, queda claro que Cabello Rondón no puede alegar que la afirmación central del artículo es falsa, por lo cual su reclamación por difamación debe ser desestimada por el tribunal.

sábado, 19 de noviembre de 2016

El día final del juicio: Cuando a los sobrinos presidenciales les tocó asumir la responsabilidad penal por sus delitos

Por Maibort Petit
@maiborpetit


Es difícil encontrar una sola palabra que exprese las emociones que se vivieron en aquel salón frío y poco acogedor. La sala 14 C de la Corte del Distrito Sur de Nueva York sirvió de escenario a uno de los eventos que marcará no solamente la vida de Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sino de un país que se negaba a creer que la familia del presidente sea juzgada en los Estados Unidos por delitos de narcotráfico. 
Desde muy temprano los amigos en Venezuela y, aquellos que están ubicados en los cuatro puntos cardinales del planeta, empezaron a enviar mensajes preguntando sobre la decisión que tomaría el jurado. María Julia Vilar quien vive en Kioto (Japón) desde febrero de 2016, fue una de las primeras en llamarme este viernes 18 de noviembre. Eran las 5 de la madrugada y me dijo: "Amiga, levantate, hoy es el día de la Chinita y nos toca conmemorarlo con una manifestación de la justicia gringa. Espero leer en tu Twitter buenas noticias". Y así siguieron las llamadas de tantos conocidos y desconocidos que esperaban entusiasmados el resultado del juicio de los popularmente llamados "narcosobrinos", un hecho que conmocionó la opinión pública internacional. 

Empieza la jornada

A las 8 AM ya estábamos frente a la corte trabajando. Mientras informabamos sobre los puntos que se esperaban a lo largo del noveno día del proceso judicial, vimos llegar a los 6 abogados de Campo Flores y Flores de Freitas, acompañados por sus entusiastas asistentes. La cita era a las 9 y 30 de la mañana. 

Varios periodistas nos juntamos en la parte lateral de la corte. Aprovechamos el tiempo para enviar mensajes por las redes sociales y dar información a diferentes medios continentales que estaban interesados en la noticia del día. Por las pocas ventanas informativas que existen en Venezuela, tratábamos de dar a conocer detalles del juicio de los sobrinos presidenciales, un tema censurado por los medios oficiales de un país que pareciera estar sumergido en un letargo interminable.

Llegada la hora, subimos al piso 14 y entramos a la sala para ver los pormenores de la decisión final del caso. Para buena parte de las personas presentes, esto no era otra cosa que el resultado de un juicio por un delito de narcotráfico. Para los venezolanos iba más allá, el resultado constituye un factor importante para dejar al desnudo el desdoro de la élite gobernante.

Llegan los sobrinos 

Los dos acusados entraron a la sala y se sentaron en las sillas que habían ocupado por más de un año. Sus abogados estaban allí, acompañándolos. Más que sus defensores, los abogados de los escritorios jurídicos Boies Schiller & Flexner LLP y Sidley Austin LLP se convirtieron en amigos y -de cierta forma- en "los únicos familiares" de los dos hombres acusados de conspirar para contrabandear cientos de kilogramos de cocaína que salían del hangar presidencial del principal aeropuerto de Venezuela. 

El ambiente no era del todo cómodo para Campo Flores y Flores de Freitas. Ellos sabían que su suerte estaba en manos de 12 personas que están acostumbrados a respetar la ley. Los dos acusados escucharon -sin parpadear- las instrucciones que el juez Paul Crotty dio al jurado. 

Efraín Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas fueron procesados por conspirar para importar 800 kilos de cocaína a los Estados Unidos, y de fabricar o distribuir la droga, a sabiendas y con la intención de que se sería importada a norteamérica, en violación del Título 21, del Código de Estados Unidos, Secciones 952 (a), 959 (a), y 963. 

Ambos fueron arrestados el 10 de noviembre de 2015 en el restaurante del hotel Servotel, ubicado a unos 10 minutos del aeropuerto internacional Toussaint Louverture de Puerto Príncipe, cuando intentaban finiquitar el primer  envío de una serie de cargamentos de drogas que habían negociado con unos supuestos narcotraficantes mexicanos, que resultaron ser informantes confidenciales de la DEA para ejecutar la operación.

Una vez que el juez culminó la explicación sobre los cargos que enfrentaban los dos acusados, las reglas que debía ser tomadas en cuenta para evaluar las evidencias y las responsabilidades del jurado, los cinco hombres y siete mujeres deliberaron por más de seis horas y media. 

Como a las 5 de la tarde, el secretario de la corte comentó a  los periodistas apostados en las bancas de la corte que los miembros del jurado planeaban regresar el lunes para dar a conocer los resultados finales de la discusión. No obstante, a poco menos de 15 minutos, todo cambió y los jurados se apersonaron a la sala para dar a conocer la hoja del veredicto, donde en tinta rosada se veía claramente que, por unanimidad, los dos sobrinos de Nicolás Maduro y Cilia Flores fueron hallados culpables de los cargos, por los cuales el gobierno de los Estados Unidos los había enjuiciado.

Cuando los jurados se acomodaban en sus sillas, la mayoría miró hacia adelante o hacia abajo. Sólo uno pareció mirar a los acusados ​​antes de sentarse. La voz del jefe de jurado, un hombre de unos 50 años, se escuchó nerviosa al momento de decir "culpables". Luego, el secretario tomó nota de la confirmación de la votación que fue haciendo cada miembro de aquel equipo que fue escogido al azar en un universo de 94 ciudadanos americanos de diferentes razas, creencias y profesiones. 

Yo me encontraba al lado de mi colega y amiga Jessica Carrillo. Las dos nos miramos sin pronunciar palabra alguna y luego vimos a los dos acusados que parecían no haber entendido lo que decía el hombre, que con una sola palabra, los acababa de condenar a permanecer en una prisión federal americana por años. 

En la sala había una decena de periodista de varios medios. Habíamos esperado todo el día por aquella palabra que el miembro del jurado pronunció sin mucho rodeo. Campo Flores miraba fijo hacia adelante y no fue capaz de expresar ninguna emoción. Atrás quedó su sonrisa. Su mirada parecía perdida entre las paredes de madera adornadas con símbolos patrios norteamericanos. 

Más que su consejero legal, el abogado John Zach se comportó con si fuera el papá de Campo Flores. El litigante puso su mano dulcemente en la parte posterior de la espalda y lo presionó con fuerza después de la lectura. A pesar de las limitaciones del idioma, el defensor y su cliente habían tejido una relación amistosa, cordial y amable que podía ser apreciada desde las bancas de la prensa.

Flores de Freitas mostraba estar más consciente de la realidad que le tocaba enfrentar. Siempre se presentó en corte con el ceño fruncido y la mirada adusta. Fueron pocas las veces que se le vio sonreír y, por lo que observamos desde lejos, entabló una buena relación con su abogada latina Elizabeth Espinosa

Los dos hombres, ahora convictos, se abrazaron fraternalmente a sus abogados antes de ser llevados por los alguaciles del gobierno a sus celdas.

El jurado valoró las evidencias de la fiscalía que mostraban que Campo Flores y Flores de Freitas tenían experiencia en el narcotráfico y, cuando se juntaron en agosto de 2015 para planificar los envíos de cocaína a Honduras con destino final a los EEUU, sabían lo que estaban haciendo. 

Los argumentos de la defensa quedaron de lado, en el terreno del olvido. La tesis de que los dos sobrinos de Cilia Flores y Nicolás Maduro eran víctimas desafortunadas de una operación de picadura, conducida por un informante confidencial de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos, no surtió el efecto que esperaban los costosos abogados supuestamente pagados por el empresario chavista, Wilmer Ruperti (o por las ubres del Estado venezolano). 

A lo largo del juicio, los 6 abogados dedicaron horas de litigación a tratar de eliminar la credibilidad de todos los que habían participado en la operación que produjo la captura de los dos sujetos en Haití. No escatimaron esfuerzos para dejar mal parado al agente de la DEA, Sandalio González, uno de los hombres claves en la investigación y quien se hizo merecedor de todo tipo de adjetivos descalificativos por parte de la defensa. Los consejeros pelearon hasta el último minuto para que se extrajera de las evidencias, las confesiones de los dos acusados donde estos admitieron que habían cometido el delito por el cual eran procesados. 

La defensa mostró a lo largo del juicio que son altamente competitivos y profesionales. A pesar de todos sus intentos no consiguieron acabar con las evidencias del gobierno. Sin embargo, consiguieron enterrar en la cárcel a los informantes confidenciales José Santos Peña (CS1) alias "El Senior" o "El Mexicano" y a su hijo. José Santos H. "Junior" o CS2.  Gracias a las grabaciones telefónicas hechas por la Oficina de Prisiones de los Estados Unidos, donde se escucha a los hombres haciendo transacciones de drogas desde el penal, los dos ex informantes de la DEA enfrentan una posible cadena perpetua en una prisión federal de California. 


Cuando los abogados de la defensa pusieron las escuchas en el juicio, la fiscalía informó a Santos Peña que no recibiría la carta 5K, un instrumento que le ayudaría a reducir su sentencia. Igualmente, el gobierno reconoció que el informante, miembro del cártel de Sinaloa, había emprendido negocios de drogas ilícitas mientras trabajaba para la DEA. No obstante, los fiscales argumentaron que este hecho no socavó el resto del caso contra los primos Flores, ya que la base de evidencias incluyó docenas de mensajes de texto y grabaciones de audio y video que mostraron a los acusados planeando introducir 800 kilogramos en los Estados Unidos.

Esas evidencias fueron suficientes para demostrar al jurado la culpabilidad de los imputados, más allá de la duda razonable. En su declaración del cierre, la fiscalía sostuvo que los sobrinos planeaban enviar aviones cargados con cocaína desde Venezuela a Honduras, con los Estados Unidos como destino final, con la esperanza de recibir decenas de millones de dólares en ganancias para mantener el poder político de su familia en Venezuela.

"Los acusados ​​pensaron que estaban por encima de la ley", dijo el abogado adjunto estadounidense Brendan Quigley en su declaración final del día jueves. "Ellos pensaron que podían operar con impunidad en Venezuela por  ser quiénes eran, por estar relacionados con la familia presidencial".

En las grabaciones exhibidas por el gobierno, Campo y Flores hicieron alarde de sus conexiones políticas y el acceso a la "rampa presidencial" en un aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía. En una grabación, Campo Flores dijo que necesitaba el dinero de la conspiración para pagar los votos de la campaña parlamentaria de su madre Cilia Flores, la primera dama de Venezuela.

La sentencia será leída el 7 de marzo de 2017

Una vez se conoció el veredicto, Campo Flores y Flores de Freitas salieron del salón al igual que los miembros del jurado. La defensa pidió unos 60 días para presentar las objeciones posteriores al juicio.

El juez Paul Crotty informó que la sentencia sería leída el 7 de marzo de 2017, aunque advirtió que la fecha podría ser cambiada. 

Los periodistas nos acercamos a los defensores cuando salían del salón con cara de derrota. David Rody, uno de los abogados de Flores de Freitas se negó hacer comentarios sobre la decisión. Por su parte, el defensor de Campo Flores, Randall Jackson informó que sus clientes estaban "muy decepcionados". 

Aunque no aseguró que intentarían una apelación, Jackson dijo que en los próximos días estudiarían los pasos a dar en el caso. Hay que recordar que la defensa tiene recursos ilimitados para intentar nuevas acciones judiciales. 

Y así salieron del salón los seis abogados y sus asistentes. Los fiscales bajaron en diferentes ascensores. Cuando nos disponíamos a informar los resultados, vimos a los fiscales federales Emil Bove III, Brendan Quigley y el agente de la DEA, Sandalio González cruzar la calle que separa la corte del Centro Correccional Metropolitano CCM, donde los sobrinos presidenciales se encuentran recluidos.  

Entraron apresuradamente huyendo de las cámaras de televisión y permanecieron en el recinto por largo rato. A su salida se negaron hablar con la prensa. Para ellos este caso, era uno más de los cientos que ocurren anualmente en la corte neoyorquina, mientras que para los venezolanos representaba la noticia principal del día, a pesar que la misma no aparecería en la mayoría de los medios nacionales por la prohibición que sobre el tema impuso el gobierno.
****
En la soledad de sus celdas, los sobrinos presidenciales contarán con el tiempo necesario para reflexionar sobre su futuro y la consecuencias de sus acciones. Para ellos, Nueva York no será la ciudad arrolladora, llena de luces y de acción, sino un centro de reclusión donde estarán obligados a compartir con criminales de diversos lugares del mundo, el drama que representa la pérdida de la libertad.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Sobrinos de Cilia Flores fueron declarados culpables por delitos de narcotráfico

Por Maibort Petit
Nueva York

Los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas fueron declarados culpables de conspirar para traficar cocaína a los Estados Unidos con un veredicto unánime por parte del jurado conformado por 12 personas.

A las  5: 35 PM el jurado concluyó la deliberación del jurado  que tuvo la responsabilidad de evaluar las evidencias admitidas por la Corte del Distrito Sur de Nueva York. A lo largo de casi 6 horas los miembros del jurado deliberaron y produjeron un veredicto que fue entregado al juez Paul Crotty, donde se expresaba el voto de cada integrante. El secretario leyó el veredicto y de inmediato pasó a confirmar personalmente el voto.

Una vez anunciado el resultado, los dos sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela cerraron los ojos en señal de aceptación. El abogado John Zach abrazó a Campo Flores, a la vez que Randall Jackson le dió una palmada en la espalda en señal de consuelo.

El juez anunció que la sentencia podría dictarse el 7 de marzo de 2017.