lunes, 26 de julio de 2010

Un nuevo show de Chávez separa a una Colombia civilizada de una Venezuela caótica

Por Maibort Petit (Enfoque Latino) Tras la presentación de pruebas por parte del Presidente colombiano, Alvaro Uribe ante la Organización de Estados Américanos donde se pone en evidencia los vínculos del régimen de Hugo Chávez con la Guerrilla de las FARC, se dió inicio a un nuevo show mediático que buscar mantener la conflictividad como elemente activo de la política de la administración chavista.Hoy Chávez hizo nuevamente gala de su talento histriónico, cuando anunció, en sus maratónicas cadenas televisivas, que se vió “obligado” a romper las relaciones entre Venezuela y Colombia por los injustos ataques del gobierno colombiano. En el Consejo Permanente de la OEA, el embajador venezolano, Roy Chaderton realizó una exposicíón vergonzosa, tratanto de desmentir sin éxito alguno, el conduntente informe de Colombia que no deja lugar a dudas de las intimas relaciones que sostiene Hugo Chávez y sus servidores con los pricipales jefes guerrilleros, quienes se encuentran bajo custodia del régimen chavista, viviendo en suelo venezolano y haciendo uso de los recursos públicos del gobierno.Frente a las evidencias, Chávez se quedó sin repertorio creíble, y a pesar de sus grandes dotes de actor y manipulador, su discurso, donde apela a la dignidad para romper las relaciones diplomáticas con Colombia, y sus " lágrima en el corazón" no convenció ni a sus más fieles seguidores que se observaban agotados y medios dormidos en las descuidadas tomas que hacia la televisión oficial.Nadie le creyó que su gobierno desconoce la existencia de campamentos guerrilleros en Venezuela, y menos aún, que los líderes de la FARC no cuentan con su apoyo y su consentimiento para permanecer en el país. Lamentablemente para Chávez, para los venezolanos es más que sabido que la guerrilla convive con las población, no solamente en las ciudades y pueblos cercanos a la extensa frontera colombo-venezolana sino en las ricas mansiones de los jefes del régimen chavista.Este show de hoy, seguirá funcionando en la agenda mediática de Chávez, y la ruptura de relaciones diplomática servirá para tapar la cadena de desaciertos que a diario acomete el gobierno Venezolano, y que dada a su elevado nivel de ineficiencia y de corrupción, sigue condenando al país a la involución que representa el comunismo, el popilismo y el anejo caudillismo que el militar de Sabaneta pretende consolidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada