jueves, 29 de julio de 2010

UNASUR: Una trampa más de Chávez para evitar que se verifique la presencia de la guerrilla en Venezuela

Por Maibort Petit




La Unión de Naciones Sudamericanas, UNASUR, es el escenario escogido por Hugo Chávez para tratar de disuadir a Colombia que retire las denuncias en contra del gobierno Venezolano de darle refugio y apoyo a 1500 guerrilleros de la FARC y el ELN. UNASUR está presidido, en los actuales momentos, por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en tanto que la secretaria general del organismo recae en un empleado de Evo Morales, presidente de Bolivia.

Estos dos personajes forman parte del proyecto de revolución bolivariana. Ambos han demostrado un alto grado incondicionalidad con Chávez a lo largo de su vida pública y carecen de las más elementales capacidades para ejercer cualquier tipo de mediación-creíble e independiente- en proceso de negociación que llevaría a la resolución del conflicto entre Colombia y Venezuela.

Es evidente que Correa y Morales no tienen ninguna simpatía por Uribe, y que además, ambos han emitido fuertes comentarios, críticas, e improperios en contra del presidente Colombiano y en defensa de su mentor, Hugo Chávez.

Existen innumerables referencias que señalan la parcialidad política de Unasur, lo cual ha creado reticencias en varios países respetuosos de las reglas de la democracia.

Para nadie es un secreto que Unasur y el ALBA son los dos instrumentos políticos usado por Hugo Chávez y sus colegas como plataforma para difundir sus proyectos socialistas, su mensaje contra los Estados Unidos, su populismo y para incrementar la carrera armamentista en la región. Como seguidores de Fidel Castro, también los han usado de ropaje para hablar sobre regionalismo y unidad.



El anzuelo lanzado por Chávez y, tomado a regaña dientes por Colombia, de permitir que sea Unasur el escenario de discusión de un asunto que debería ser objeto de investigación en la OEA y en la ONU, le permite a Venezuela ganar tiempo y espacio, alejando a Colombia de la posibilidad de lograr una intermediación seria y transparente. La discusión que tuvo lugar hoy a puerta cerrada en Quito debe darse en un escenario imparcial y no en el patinadero de Hugo Chávez y sus presidentes compinches.

Colombia sin expectativa alguna

El canciller colombiano, Jaime Bermúdez fue claro al asegurar que su gobierno no tiene esperanza alguna de encontrar en Unasur una posibilidad para el dialogo. A nadie sensato y conocedor de la realidad política latinoamericana se le podría ocurrir esperar que los lacayos de Chávez se pronuncien en su contra, y que apoyen la investigación solicitada por Uribe para verificar la presencia de los guerrilleros terroristas en suelo venezolano.

El circo de Unasur, beneficia únicamente a Chávez, ya que le permite mantener su show mediático y, a la vez, jugar internamente en su país de cara a elecciones legislativas previstas para el 26 de septiembre. También lo ayuda mantener viva su fantasía de guerra, invasión y magnicidio, con la que pretende seguir manipulando a los venezolanos.

Con su poderosa hegemonía mediática, Chávez busca a toda costa generar miedo interno, con un costoso despliegue de tropas (20 mil militares) a lo largo de la extensa frontera colombo-venezolana.

Asimismo, Chávez pretende erigirse como el pacificador de Colombia proponiendo un tratado de Paz desde Caracas, plan que , como es sabido, Colombia rechazó por considerarlo no sólo una injerencia en sus asuntos internos, sino un intento de darle mayor oxígeno a la guerrilla. Irónicamente la diplomacia colombiana parafraseo dicha propuesta con la necesidad de un Plan de democracia para Venezuela.

Uribe ha sido claro en su objetivo, y busca que la Comunidad internacional cumpla su rol y verifique las denuncias contra Venezuela. USA se ha pronunciado a favor de la investigación a la que Chávez y sus aliados sudamericanos se niegan rotundamente.

Lula vs. Uribe


El presidente de Brasil, Lula Da Silva entró al juego con unas desafortunadas declaraciones que fueron deploradas por el presidente Uribe, y aplaudidas por su amigo y compañero de izquierda, Hugo Chávez. El destemplado comentario del jefe del gobierno brasilero, calificando el conflicto como un mero “asunto personal” entre Uribe y Chávez, se interpretó como un insulto por parte de las autoridades colombianas. Sería infantil por parte de Colombia esperar que Lula actúe de manera parcial en un problema que involucra a su aliado político.

La función debe continuar

Todo parece indicarnos que el juego de confrontación planteado por Chávez, desde su llegada al poder, sigue dándole pequeños e inmediatos dividendos. Su repetida estrategia de desviar la atención de la opinión pública nacional e internacional, generando un nuevo escándalo que ponga en jaque a sus enemigos sigue siendo efectiva. Hoy logró trasladar a su patio, la discusión de la ruptura de relaciones diplomáticas con Colombia, alejando (al menos por ahora) la posibilidad de investigar las denuncias en su contra. A la vez sumó algunos actores que se encontraban fuera del escenario a su “falsa causa de reconciliación entre dos países hermanos”.

Con UNASUR como escenario se pretende igualmente encender el sentimiento regionalista, versus el imperialismo norteamericano. Sinceramente esto parece una vieja película de los 60’. El debilitado liderazgo continental debería unirse para evitar que Hugo Chávez se salga con la suya, que se pisotee nuevamente el derecho internacional, y siga manipulando a los organismos encargados de atender este tipo de abusos. No pueden permitir, bajo ningún concepto, que Venezuela siga actuando como un estado forajido protegiendo a los asesinos de la guerrilla de la FARC y el ELN.

Si se llegase a coronar con éxito la estrategia de Chávez de engavetar la gravísima denuncia del gobierno de Colombia, estaríamos ante un preocupante panorama, que dejaría más al descubierto la podredumbre reinante en la OEA y irresponsabilidad de los gobiernos de América del Sur en su conjunto. Sería una verdadera vergüenza y el peor de los precedentes para el mantenimiento del sistema democrático en la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada