miércoles, 3 de noviembre de 2010

El ultraconservador Tea party gana espacio en la política norteamericana



Por Maibort Petit


Las elecciones parlamentarias celebradas en los Estados unidos colocaron en escena nacional al movimiento ultraconservador Tea Party cuyos miembros profesan principios de corte anarquista, y prometen luchar desde el Congreso para reducir, a su minima expresión, del tamaño del Estado y del gobierno.


Marcos Rubio y Ron Paúl fueron las estrellas de la noche cuando se convirtieron en Senadores por el partido Republicano y como los principales representantes del Tea Party. Ambos han manteniendo una aguda critica tanto a la administraciones de Republicanas como demócratas por considerar que el país que lo ha alejado del pedestal de desarrollo económico y social.


Rubio y Paúl, ganaron con un amplio respaldo las curules en el Senado y aseguraron que trabajaran fuertemente para lograr un cambio. Dicho “cambio” esta vez incluye la reducción de impuestos, del gasto público, de la deuda externa y del déficit del presupuesto federal.


El grupo libertario también se ha manifestado contra la inmigración ilegal y contra la política exterior que se ha mantenido en los últimos años.


El Tea party pareciera haber logrado una victoria más en estos escrutinios, y es que saltó a la palestra nacional como un grupo exitoso que sabe a dónde va y cómo quiere dirigir este país. Sus propuestas están enmarcadas en la ideología libertaria, y aspiran que lo económico se imponga sobre lo político, y que el Estado se reduzca en tamaño y en influencia.


Los representantes del Tea party (Fundado en 2006 en Boston) han levantados sus criticas contra las guerras de Irak y Afganistán, contra los gastos bélicos, y a favor del retiro de las tropas estadounidenses de todo territorio extranjero. El Ahora senador Ron Paúl propuso que trabajaría para hacerle una auditoria a la Reserva Federal.


En el 2008 se pronunciaron contra la ley de Estabilización Económica firmada por el entonces presidente Georges W. Bush, el Paquete de estímulos de 2009 y la Reforma al Sistema de Salud impulsada por la administración de Barack Obama en el 2010.


El movimiento ultraconservador tiene presencia nacional desde abril de 2010, cuando sus seguidores lograron conformar la Federación Nacional del Tea Party que buscaría enrumbar al país hacia el progreso, que según ellos, debe incluir la minimización de los poderes públicos. Aunque oficialmente no participa como partido en las elecciones, sus miembros empezaron a ganar espacios activos en la política.


Vale recordar que miembros del Tea party fueron candidatos en las elecciones del 2008 bajo la bandera Republicana. Charles Jay aspiro a la presidencia y Thomas L. Knapp a la vicepresidencia con una votación inferior a los 3 mil votos. Luego se conoció que Sarah Palín es simpatizante del grupo y ha dado aportes financieros para su funcionamiento.

Para las elecciones legislativas se postularon varios de los seguidores de este movimiento entre los que se encuentran: Marco Rubio, Ron Paúl, Marilyn Chambers, Barry Hess, John Wayne Smith y Tomas Marino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada