martes, 4 de octubre de 2011

Cuba, Venezuela y Hezbollah: Una alianza secreta negada por los gobiernos

Por Maibort Petit

Las consecuencias que trae consigo ser aliado del grupo terrorista Hezbollah y estar a pocas millas de los Estados Unidos son cuantiosas. De acuerdo a varias investigaciones, el movimiento libanés Hezbollah tiene bases en Venezuela y Cuba a pesar que los regimenes de Hugo Chávez y Fidel Castro lo niegan. Las últimas informaciones señalan que el llamado Hizb Allah o partido de Dios” ha penetrado America Latina para lo cual cuenta con las facilidades que le ha otorgado Cuba y Venezuela.



El centro de operaciones de la organización libanesa chií fue establecido en Cuba, punto geográfico altamente conveniente para los objetivos que persiguen el grupo terrorista. Según el periódico italiano, Corriere Della Sera, el nuevo centro le permitirá a Hezbollah la ejecución de un atentado contra objetivos israelíes en Sudamérica. Meses atrás ,se denuncio la presencia de células terroristas de esta misma agrupación en la Isla de Margarita, en Venezuela.


Según el informe, “tres miembros de Hezbollah ya han arribado a Cuba para establecerse en la isla. La célula incluiría a 23 operativos, elegidos por Talal Hamia, un alto miembro de la organización terrorista chií encargado de la cobertura de la operación”. Desde Israel la prensa señala que el plan del grupo tiene como objetivo vengar la muerte del cabecilla del grupo Imad Mughnyeh., quien es acusado de ser el presunto responsable de numerosos ataques terroristas –entre ellos contra la embajada de Israel y el centro comunitario judío AMIA en Buenos Aires, en 1992 y 1994, respectivamente. Mugghnyet murió en el 2008, cuando salía de la embajada de Irán en Damasco.


La denuncia señala que la operación denominada "El caso caribeño" cuenta con un presupuesto de un millón y medio de dólares. El informe asegura que “la base de operaciones en la isla de Cuba ha sido concebida con propósitos logísticos, incluyendo la recolección de inteligencia, el armado de redes y la falsificación de documentos”.


Son varias las investigaciones y denuncias que señalan que Hezbollah mantienen operaciones y presencia activa en Sudamérica, principalmente en Brasil, Paraguay y Venezuela y que cuenta con la ayuda de los gobiernos aliados a la causa.


Una vez que se dio a conocer la denuncia, el régimen de Cuba, a través del Diario oficialista Granma “negó que Cuba sirva de centro de operaciones de Hezbollah”. En el periódico cubano se acusa a la precandidata presidencial republicana, Michele Bachmann de mentirosa y de “mantener un odio visceral contra los movimientos y países revolucionarios”.


Granma sostiene que Bachmann hizo suya una versión sobre la supuesta base de Hezbollah en Cuba difundida por el Corriere Della Sera. Como quiera que el gobierno cubano se atreva a negar la presencia de los terroristas que ya están presente en los países del eje anti occidente aliados a la dictadura castrista, vale destacar que en los actuales momentos las células terroristas de Hezbollah y Hamas están estratégicamente ubicadas en la región y desde el 2007 dieron inicio a los planes de recaudación de fondos para su causa, contando con el apoyo de los gobiernos de los países que los albergan. Varias denuncias sostienen que funcionarios de Venezuela han entregado documentos de identidad a los miembros de las organizaciones y le han servido de soporte para la penetración en la región, también debe tomarse en cuenta que el régimen de Hugo Chávez le entregó a Cuba el sistema de identificación y extranjería, con lo cual se le facilitan los tramites de cedulación a los miembros de Hezbollah, del Hamas y de otros grupos afectos al movimiento de izquierda. Mientras tanto, Occidente duerme feliz la siesta…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada