viernes, 13 de enero de 2012

Chávez cierra el Consulado de Venezuela en Miami y así no votamos en la capital del exilio

Hugo Chávez no pierde pisada. La decisión del Departamento de Estado de expulsar a la Cónsul de Venezuela en Miami, Livia Acosta Noguera por estar involucrada en un supuesto complot, que involucraba un atentado contra las instalaciones nucleares en los Estados Unidos, fue aprovechada por Chávez para cerrar el Consulado en Miami y evitar así que se produzcan las elecciones primarias de la Oposición prevista para el 12 de febrero.


Chávez sabe de sobra que nunca podrá ganar unas elecciones en Miami ni en el extranjero. El cierre de la sede consular de Venezuela en Miami no sólo interfiere con las elecciones primarias, sino que dificulta y prácticamente paraliza, las realización de las elecciones presidenciales del 07 de octubre de 2012. 


Chávez argumenta que el cierre de la sede consular en Miami es una respuesta ante la expulsión de la Cónsul Acosta Noguera. 
Como en otras oportunidades, Chávez ha  aprovechado una decisión del gobierno de los EEUU, para violar los derechos civiles de los venezolanos que se encuentran residenciados en la Florida y que son abiertos opositores a su régimen militarista y socialista.


Aquellos que deseen ejercer su derecho al voto no podrán hacerlo porque el Registro Electoral Permanente tiene asentadas todas las direcciones en el estado de la Florida, y no podrán hacerse migraciones ni cambios a otros estados norteamericanos, en tiempo para poder ejercer el derecho en los comicios del 12 de febrero ni del 07 de octubre.


Queda claro una vez más que en Venezuela no hay democracia, que Hugo Chávez es un vulgar dictador y que los venezolanos no tenemos derechos políticos. Venezuela está secuestrada por una banda de delincuentes y criminales que acabaron con las instituciones y con los pocos vestigios de libertad y democracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada