miércoles, 11 de enero de 2012

Vivian Akel: Irán ...resurrección del Imperio Persa en América Latina

La  sociedad de Hugo Chávez y Fidel Castro con el presidente de Irán, Mahmoud Admadinejad tiene  graves consecuencias para Venezuela y para América Latina. Pareciera que el liderazgo siego y rezagado que pulula en nuestros pueblos no ha sido capaz de calibrar los peligros que generan para nuestro continente la presencia de Irán en estas tierras.
Se está hipotecando más el futuro y se está contribuyendo con una causa política que es ajena a todos los países del hemisferio.
Mi amiga y colaboradora Vivian Akel me hizo llegar este trabajo que no tiene desperdicio. Se los recomiendo a todos aquellos que estén preocupados por Venezuela y por Latinoamérica.


 Irán ...resurrección del Imperio Persa en América Latina

Este análisis no está enfocado a documentar sobre el origen y cultura del país persa o su pueblo.
El objetivo de mi escrito es lanzar un grito de alerta ante la reacción o, mejor definir, la “inacción” por parte de los ciudadanos en relación a la noticia de la llegada del mandatario iraní a nuestro país el día 08 de Enero de 2012 (quinta visita a Venezuela desde su asunción al Poder en Irán y el noveno encuentro con su colega Hugo Chávez Frías). Existe suficiente documentación e información a disposición del lector en los múltiples y diversos medios de comunicación en los cuales invertimos buena parte de nuestro tiempo para estar en contacto con este mundo globalizado. Será la responsabilidad de cada uno de los ciudadanos el asumir la tarea de investigar y documentarse partiendo del interés individual que nos corresponde a cada uno de nosotros.

Irán, para muchos venezolanos es un país árabe, para otros “turco”, otros quizás consideren a los iraníes, árabes y turcos lo mismo; lo cierto es que preocupa saber que solo es considerada una cultura diferente y se desconozcan su orígenes y costumbres. Es por ello el reiterado mensaje en mis escritos de perseguir el conocimiento para alejarnos de la ignorancia, pues de la mano de lo leído y documentado llegaremos más cerca de la verdad a partir del libre pensamiento y no, por el contrario, acercarnos ciegos u obnubilados siguiendo de manera sumisa la manipulación de las ideas que son implantadas en nuestra cultura.

La otrora Persia convertida, apenas el reciente siglo pasado, en la República Islámica de Irán, cuya religión oficial ejercida por la mayoría de sus casi 70 millones de habitantes está en sintonía con la línea shiíta (actual ala gobernante) y ocupa hoy día un amplio y constante espacio en el acontecer noticioso mundial. Más allá de sus históricos y renovados conflictos tribales, su particular teocracia como forma de gobierno, su ubicación geográficamente estratégica en las vías de tránsito marítimo, cobra un considerable centimetraje el tema del enriquecimiento del uranio para fines y fabricación de armas nucleares, tema que si nos vincula a partir de las relaciones y alianzas establecidas por el régimen que nos ocupa.

Reseñada la noticia por la cadena CNN ( http://cnnespanol.cnn.com/2012/01/08/llega- a-venezuela-el-presidente-de-iran-mahmoud-ahmadinejad/ ), para algunos un medio al servicio del “imperio” y para otros un espacio “libre y equilibrado”, preocupa el desconocimiento y desinterés del ciudadano venezolano como anfitrión, que ante las encuestas: ¿Está al tanto de la noticia?, ¿Qué opina sobre el acontecimiento?, ¿Qué sabesobre los acuerdos establecidos por ambos países?, o simplemente ¿Sabe cómo se llama el invitado?, responde con pasmosa ingenuidad o abandono “no sé”, “no conozco”, “no opino” y, por si fuera poco, hasta los comodines disponibles son agotados sin un exitoso aporte.
 Quizás esto suene cruel y dantesco pero es nuestra triste realidad...

El venezolano no ha invertido tiempo en reaccionar, entre otras razones, porque ya se ha acostumbrado y habituado a existir para la sobrevivencia. Ya la fase final de la Psywar, guerra psicológica (estructurada por la Confusión, la Decepción, la Frustración y la Adaptación) está consolidada y, mientras el régimen continúa ejerciendo acciones y decisiones “no comprendidas en sus reales y dramáticas dimensiones y consecuencias”, el ciudadano se debate día a día en una guerra cotidiana por cubrir sus necesidades primarias y esencialmente preservar su vida y la de los suyos, en pocas palabras “sobreviviendo entregada ya su libertad”.

Por la puerta del Caribe, y esperado en nuestro país, aterriza un “Rey Mago” cabalgando sobre un dromedario para iniciar la ya programada conquista del nuevo “Imperio Persa” por la América Latina. Pero esta conquista no trae terror porque éste ya existe, ya fue enquistado de forma sistemática, lenta y paulatina hasta entramparnos en quizás la peor de las patologías sociales: la “Disonancia Cognoscitiva”, que no es otra cosa que el desconocimiento de la gravedad o seriedad de la situación, generando un bloqueo en el cerebro ante lo que produce miedo o signifique amenaza, porque ello afectaría nuestro comportamiento y demandaría dolor al aceptarla. A partir de esto la “Habituación” es el status social de la sociedad venezolana. Entonces, la reacción de la sociedad no existe porque nos hemos acostumbrado a vivir con el miedo, la sumisión, el caos, la violencia y la intolerancia, aceptando así la sobrevivencia como estilo de vida.

Hoy día, las consecuencias de esta ceguera social nos colocan como país objetivo en la diana ante un potencial conflicto bélico mundial. El régimen ha consolidado alianzas y posiciones ante conflictos que no nos pertenecen, se ha aliado a enemigos ancestrales de occidente, ha desdoblado la alfombra roja para recibir líderes de regímenes autoritarios y dictatoriales, asumiendo con magna solidaridad sus estrategias y objetivos con la anuencia de nuestra desidia, nuestra patología. Y no será solo responsabilidad de los gobernantes la desgracia de un país cuando somos, sus habitantes, los responsables de ejercer la contraloría.

Es imperioso y urgente despertar para rescatar nuestra esencia, que respetando las diferencias culturales seamos capaces de sentir orgullo por nuestro acervo y no tener que emular modelos y patrones que no comprendemos y, que de no reaccionar y accionar a tiempo, veamos mañana una formación obligatoria del islam en nuestros centros de educación, a las mujeres con “Burkas” circulando por nuestras calles, como también podríamos presenciar a “Kamikazes” inmolándose donde se les ordene o, escuchar diariamente a través de los cientos de altavoces distribuidos por toda la ciudad los 5 llamados de oración a Alá en combinación con la retórica anti imperialista...

En un intento por combatir la desinformación y desconocimiento sería interesante, aunque como ciudadanos debería considerarse un deber, revisar y documentarnos respecto a esta relación bilateral, en los siguientes aspectos:
- Conocer los cientos de convenios consolidados entre las partes, así como las áreas, dimensiones y términos abarcados por los mismos.

- El interés de Irán por mantenerse cercano a los países que conforman el ALBA. - Los recursos naturales disponibles en América Latina que revistan algún interés para los planes y proyectos consolidados por la República Islámica Iraní.

- El costo socio-político-económico para los países latinoamericanos en la mira y gestión Iraní.

- El alcance de una posible transculturización en nuestro continente. Y en esta parte estoy obligada a recordar al lector que en el país persa fue derrocado, por el actual régimen iraní en el año 1978, el Shah Mohammad Reza Pahlavi por, entre otras razones, intentar abrir una ventana hacia la transculturización.

Estoy segura que, una vez que nuestro interés despierte, serán muchos más los aspectos a revisar y consultar. Sin embargo, lo que si queda bien establecido por el Corán y la Sharia es el firme objetivo de expansión de la religión islámica en el mundo entero. Ya Europa fue conquistada, ahora vienen por la América Latina.

Las sociedades son dinámicas, están en constante cambio, positivo o negativo, en evolución o involución, pero también es cierto que es el individuo y su evolución personal la clave para que la balanza social se incline hacia el desarrollo y el progreso, el crecimiento y el modelo a seguir.

Lo único cierto es que, hasta ahora, los ciudadanos asistimos silentes a otra comedia política, una más de la llamada “revolución” en donde los ciudadanos seguimos sin querer ver, y menos entender, el drama en el que estamos sumergidos.

Vivian Akel H. vivianakel@gmail.com



1 comentario:

  1. Según tu punto de vista nosotros estamos transculturizandonos con tradiciones de un país dictatorial, a ver, te aclaro, estamos transculturizados por si no lo has notado con la cultura del "imperio" perdimos nuestras costumbres y ahora las estamos recuperando, cuando España fue invadida por la comunidad Arabe - Persa; España sufrio una transculturización y muchisimas tradiciones islamitas - Zoroastrista quedaron en dicho país que no dejaron de llegar en la colonización española en el país. Por lo tanto nuestra cultura en gran parte proviene de Persía, por supuesto al "imperio" entre comillas como tu lo pusiste no le conviene que volvamos a nuestras raices antiguas. Barack Obama aprobo una ley para cortar la influencia de ese gran país en latinoamerica apoyado por supuesto por sionistas. ¿Que Iran esta enriqueciendo uranio? SI, Que posiblemente tenga en mente crear armas de destrucción masiva? SI, pero para su defensa de adivina quien... "el imperio" e Israel que son los unicos países que hacen la guerra.

    ResponderEliminar