miércoles, 20 de junio de 2012

Admadinejad cuida con celo a sus aliados militares: Venezuela y Bolivia


Por Maibort Petit 
Frente a la amenaza de recrudecimiento de los mecanismos de control impuestos por los Estados Unidos y la Unión Europea, para obligar a los países a cumplir con las sanciones impuestas contra Irán por su programa nuclear, el presidente Mahmud Ahmadinejad regresó nuevamente a América Latina para cuidar de cerca a sus aliados militares.
Esta semana, Admadinejad visitó Bolivia para reunirse directamente con Evo Morales, firmar acuerdos y revisar los avances de los que hasta ahora se han hecho. No obstante, la oposición boliviana advirtió que los convenios con Irán no afloran beneficios a la economía del país, y que sólo representan ventajas para Irán y su causa política.
Vale destacar que Admadinejad piso suelo boliviano por primera vez en septiembre de 2007, fecha en la cual firmó un plan de cooperación por 1.100 millones de dólares para agricultura, petroquímica, hidrocarburos y salud.

Posteriormente, el líder islámico hizo una visita en noviembre de 2009, con el objetivo de ratificar los convenios de cooperación, y dar inicio a un plan de 280 millones de dólares para construir fabricas de cemento. Luego  Morales visitó Teherán en dos ocasiones ( 2008 y 2010), tras lo cual se ganó varias críticas de los aliados norteamericanos.
Diversos analistas bolivianos han asegurado que existe un secretismo en torno a la verdadera naturaleza de los convenios que existen entre la administración Morales e Irán.
 Las cifras de intercambio comercial entre los dos países son muy claras al respecto, y las mismas dadas a conocer por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior, sólo representan el 0,002% el total de importaciones de Bolivia al mercado internacional. Asimismo, se refleja que las importaciones desde Irán a Bolivia sólo representan el 0,0021% de lo que compra Bolivia en el extranjero.
La oposición boliviana ha criticado la cercanía de las relaciones de Bolivia con Irán, manejadas directamente por Caracas, y ha discutido sobre los beneficios que le trae al país del altiplano la amistad con Mahmud Admadinejad, al extremo de formar parte de la  insistente agenda del líder islámica a Latinoamérica.
Un informe de inteligencia manejado por grupos opositores de Santa Cruz señala que la razón principal que ocupa a los dos mandatarios, no son los convenios de producción láctea, o los que suponen la creación de medios audiovisuales en lengua árabe en el país cocalero, sino que es un asunto de carácter militar, que forma parte de un acuerdo fraguado bajo las sombras del las oficina del ALBA en Venezuela. El objetivo de ese acuerdo es  ayudar al régimen islámico a superarlos obstáculos impuestos por las sanciones de la comunidad internacional por el avance del programa nuclear.
El acuerdo militar secreto, coordinado por funcionarios del régimen de Hugo Chávez incluye la producción de armamento y pertrechos militares, formación de personal y cooperación y resguardo de personal iraní con perfiles internacionales peligrosos. Asimismo, el uso de materias primas vigiladas y controladas como el uranio.
En el informe se señala que Bolivia sería una base segura para Irán, y bajo el control de Venezuela, ofrecería espacios y materias primas para cumplir con los objetivos estratégicos del Irán en la región.
Las armas de la comunidad internacional se intensificaron a raíz de la información hecha pública y confirmada por Hugo Chávez, según la cual, Venezuela es la sede de una fabrica de aviones no tripulados, conocidos como DRONES, cuya dirección y coordinación recaé única y exclusivamente bajo la responsabilidad de agentes de la Guardia Revolucionaria de Irán, especialmente de Ramin Keshavarz.
Tras los temores que se sintieron en el hemisferio por la fabrica de drones iraní en territorio venezolano, en Bolivia se incrementaron las preocupaciones debido a las nefastas consecuencias que traerán para el país, una alianza militar y de cooperación en áreas sensibles con el principal enemigo de los Estados Unidos e Israel.
  La oposición señala que los temores sobre la supuesta decisión de la administración Morales le permitirle a Irán el uso y disfrute de los yacimientos de uranio, y del espacio y el sistema financiero boliviano para concretar los planes nucleares del país islámico.
            EEUU promete ampliar el castigo 
Mientras Morales y Admadinejad firman nuevos acuerdos este martes, supuestamente en el área industrial y sanitaria, la administración del presidente Barack Obama hizo publica una nueva advertencia sobre acciones apropiadas contra cualquier país que viole las sanciones internacionales contra Irán.
EEUU respondió rápidamente al anuncio del proyecto militar conjunto que desarrollan Irán y Venezuela para la fabricación de drones, ante lo cual recordó que el gobierno de Hugo Chávez está obligado a cumplir con las sanciones, al tiempo que el Departamento de Estado consideró extravagante el anuncio de Venezuela sobre la fabrica de aviones no tripulados.
Tal como es conocido, Norteamérica ha impuesto sanciones contra los países que permiten que Irán viole las sanciones internacionales, entre los cuales se encuentra Venezuela. Ya en mayo del 2011,  Estados Unidos sancionó a PDVSA por sostener intercambios comerciales con Irán, que violaban los castigos impuestos al país islamico por su plan nuclear. 
Venezuela: socio principal de Irán en la región

Definitivamente es Venezuela el país que mayores lazos ha tejido con Irán en América Latina. Las relaciones entre Chávez y Admadinejad se iniciaron en el 2006, y desde entonces, se han fortalecido con una serie de firmas de convenios de cooperación, donde resaltan los relacionados con armamento y formación militar.
Admadinejad visitará a Hugo Chávez esta misma semana, tras culminar una visita a Brasil donde asistirá a la Cumbre de Naciones para el Desarrollo. Caracas le ha permitido a Irán violar las sanciones impuestas por la comunidad internacional y le ha servido de salvoconducto en la región, asegura el informe.
Según se reporta, existen más de 250 acuerdos de cooperación comercial y transferencia de tecnología con Irán y los países aliados en América Latina.
Chávez dijo a la prensa este martes que  Ahmadinejad visitará Venezuela, para evaluar los convenios en materia de vivienda y defensa del país, sobre todo acerca de la construcción del avión no tripulado que presentamos la semana pasada y que tanto revuelo causó.
Chávez asegura  que Venezuela, junto a Bielorrusia e Irán construirán el mundo pluricentrico y pluripolar. Admadinejad visitó Caracas en enero de este mismo año, en una gira que realizó por Nicaragua, Ecuador y Cuba.

--

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada