miércoles, 12 de febrero de 2014

Mega fraude electoral “a la venezolana” se repetiría en elecciones presidenciales de Bolivia 2014



Gracias a la manipulación y el abultamiento del padrón electoral, la sumisión de todos los poderes al Ejecutivo, y el manejo del proceso comicial por parte de las empresas Smartmatic ( Venezuela) y NEC(Argentina), Evo Morales tendría asegurado el resultado electoral en la consulta electoral de Octubre 2014.


Por Maibort Petit  


Ya hemos dicho hasta la saciedad que los regímenes de corte neodictatorial de América Latina, arropados bajo el manto del Socialismo del Siglo XXI, utilizan las elecciones como mecanismo de legitimación. Este tipo de gobierno, que buscan perpetuarse en el poder, han venido usando las mismas trampas para burlarse de la voluntad popular, de las leyes y de los arrodillados organismos internacionales.


Para las elecciones presidenciales del 2014, Evo Morales copiará nuevamente los métodos de trampa electoral de sus pares socialistas, que les ha permitido burlar todos los obstáculos y quedarse en el poder a punta de marañas.

La primera trampa  que hizo Evo Morales ( por tercera vez consecutiva) fue ordenar al Tribunal Constitucional de Bolivia, cuyos miembros responde a su voluntad, que aprobaran una reforma a la Carta Magna que le permitiera reelegirse, tal como lo hizo Hugo Chávez, Rafael Correa y Daniel Ortega. Sin ningún problema, el poder judicial de Morales le facilitó la tercera reelección, violando todo lo establecido en las leyes de la República.

Posteriormente, y haciendo uso de su absoluto control del poder, Morales se anticipó a los mismos calendarios y plazos electorales previstos por el Tribunal Supremo Electoral de ese país, fijando las elecciones para el 5 de octubre  de 2014, dejando claro que el Ejecutivo es el quien decide y el resto de los poderes solo obedecen.

Mega fraude “a la venezolana”

Si bien el abuso de autoridad y la imposición de un poder sobre los otros es un ejercicio absolutamente antidemocrático y de cáracter netamente  autoritario, vale destacar que ese evento pasa a ser insignificante a la hora de ennumerar las multiples irregularidades que se ejecutan en el régimen de Evo Morales, y que son meras copias de las ya aplicadas en la  Venezuela de Hugo Chávez y de su súbdito sustituto, Nicolás Maduro, y en los otros gobiernos socialistas de la región.

Las elecciones fijadas por Morales para el 5 de Octubre están plagadas de elementos que juntos, constituyen un mega fraude electoral. Este evento que no es nuevo en el país del altiplano, puesto que ya se habían cometido enormes irregularidades en los comicios del 2009.

Varios medios de comunicación bolivianos han reseñado detalles de la alteración del padrón biométrico de Bolivia en el año 2009, usando como base un informe preparado por el profesor, Fernando Bazúa, quien se desempeña como investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) llamado: "La Danza de las Cifras".

Este investigador explica como se produjo la alteración del padrón electoral del 2009. Para mayor detalles al respecto leer el estudio:http://cd1.eju.tv/wp-content/uploads/2014/02/Estudio-del-padron-biometrico-de-Fernando-Bazua-5.pdf 

Las técnicas usadas por Morales para robarse las elecciones no son nuevas. Tan como hemos dicho, esa fórmula ha sido usada por todos los seudo dictadores de los países aliados al modelo chavista, y cuya meta única es perpeturse en el poder.

El primer paso de este plan es la manipulación del padrón electoral, lo que le permite agregar votos al ganador, sin que dichos votos se correspondan con personas de carne y hueso. En Venezuela, el padrón biométrico no se ajusta a la verdadera demografía del país, sino a las necesidades que tenga el partido PSUV para declararse victorioso en cualquier comicio convocado para legitimarse.

En Bolivia, se ha producido la alteración del padrón biométrico usando las exitosas técnicas, que incluyen, entre otras cosas, la expedición de cédulas de identidad, por parte de miembros del Movimiento al Socialismo, y desde la misma sede del partido, para evitar equivocaciones.
  
Es decir, los funcionarios de Evo Morales son los encargados de hacer y entregar los documentos de identidad requeridos para ejercer el voto, todo esto sin ningún tipo de fiscalización.

La oposición democrática ha denunciado ese hecho, asegurando que en las casas del partido de gobierno entregan cédulas de identidad, lo cual es considerado “normal” por el régimen. Sobre esta irregularidad se expresó la Comunidad Europea señalando que el sistema esta lleno de vicios, pero en el país del altiplano, poco importa lo que digan los organismo internacionales.

La empresa responsable de ejecutar la manipulación del padrón electoral boliviano, no podía ser otra que  la chavista  Smartmatic, que entre otras cosas, ha sido acusada de cometer fraudes electorales en Venezuela, en Perú, Ecuador, Filipinas , México y otros países  donde ha contratado sus servicios.  

El mecanismo utilizado por estos expertos en fraudes electorales radica en el abultamiento del padrón biométrico, generando el número de votos que el régimen requiere para ganar las elecciones comodamente.

El registro de votantes de Bolivia fue abiertamente manipulado desde el año 2009. En el mes de septiembre de ese año, el padrón creció en un 94 por ciento en su totalidad, lo que refleja que existen aproximadamente 2 millones de nuevos votantes fantasmas.  Con esos nuevos votantes, Evo Morales, ganará  los comicios por un porcentaje mayor  a la mitad de la totalidad de electores,  para así evitar, por ejemplo,  las quejas que se produjeron en el caso venezolano, cuando el opositor, Henrique Capriles Radonski denunció fraude en abril de 2013.

Al igual que en Venezuela, el régimen de Evo Morales utiliza las empresas y los métodos para crear las bases de una ingeniería de fraude electoral que le aseguran el éxito electoral del gobierno en cada consulta.

Padrón del 2009 es el mismo del 2014
Las graves irregularidades del padrón electoral correspondiente al 2009, no fueron subsanadas y el régimen usará ese mismo empadronamiento para el proceso comicial del 2014, por lo cual se proyecta que en Bolivia se cometerá un mega fraude electoral al estilo venezolano. 
Con estos mecanismos electorales mañosos, y sin la verdadera voluntad política de los veedores internacionales, todo parece indicar que América Latina seguirá sufriendo el perverso y corrompido Socialismo del Siglo XXI, las neodictaduras seguirán a sus anchas. Mientras tanto, la democracia habrá pérdido una de sus más importantes batallas en la region y seguirá amenazada 

jueves, 30 de enero de 2014

Chaplin: Cómo Hugo Chávez transformó la democracia en un Estado Mafioso


Por Maibort Petit   

Para incitar las crítica y la discusión sobre la verdadera herencia que Hugo Chávez le dejó a Venezuela y los países aliados al proyecto político socialista, el catedrático newyorkino, Ari Chaplin escribió un agudo análisis que deja al desnudo lo que se conoce como Chavismo.

Ari Chaplin es profesor de Historia de América Latina en varias universidades de la ciudad del Nueva York. En sus últimos trabajos de investigación se ha dedicado a estudiar el fenómeno del terrorismo, logrando convertirse en un experto en el tema. En su nuevo libro, Chaplin toca el fenómeno político que ha experimentado Venezuela en los últimos 15 años y que, a su juicio, ha dejado el peor de los resultados que ese país ha tenido a lo largo de su historia contemporánea. 

Chaplin plantea en El Legado de Chávez  como el gobierno encabezado por el militar de izquierda, fallecido el pasado 2 de marzo de 2013, transformó el sistema democrático que existió hasta la última década del siglo XX, en un Estado Mafioso, controlado por una sola mano y donde no existen libertades, ni respeto a los derechos humanos ni a las leyes. 

El análisis de Chaplin revela la estructura del  llamado nuevo autoritarismo, encarnado por  Hugo Chávez y sus seguidores. El libro detalla el camino que Chávez tomó para transformar las antiguas instituciones democráticas venezolanas en un simple ápice de su poder personal. 

De acuerdo a Chaplin, Chávez representó  la figura de un hombre fuerte capaz de ser sobre impuesta sobre las leyes, la constitución y la cultura política de la sociedad venezolana .

Chaplin hace un cuidadoso estudio, en el que se derrama una dosis crítica sobre la realidad política venezolana en la era del llamado Socialismo del Siglo XXI. El libro repasa los momentos que surgen con la implementación del proyecto político autoritario, escondido bajo los subterfugios de las trampas democráticas que ha usado el régimen desde el año 2000 para mantener su legitimidad ante la comunidad internacional. 

El catedrático señala que el chavismo ha requerido una constante legitimación, para lo cual se han realizado masivas elecciones amañadas, que le otorgan siempre la victoria.

En una estructura diseñada para entender la compleja situación en Venezuela , Chaplin comienza su libro con el concepto paradigmático de bolivarianismo . Este es un término que fue usado por caudillo fallecido para definir su proyecto político, con el  que buscaba reeditar la hazaña que Simón Bolívar logró en el siglo XIX.

Dice que Chávez trató de distorsionar la concepción política del Libertador, para adaptarla a su propio modelo. Logró, no solamente crear un engaño antihistórico,  sino que tuvo un gran éxito en transmitirle a las masas ignorantes una falsa idea de Bolívar. El resultado final no pudo ser peor, puesto que el grueso de los venezolanos  perdieron la concepción de su propia historia y adoptaron una versión tergiversada de su actual realidad política, económica y social.

Chaplin afirma en su libro,  que fueron efectivas las políticas usadas por Chávez para controlar los medios de comunicación y la educación. A pesar de la negativa de una parte de la sociedad, el régimen chavista consiguió manipular la mente de los pobres y ponerlos a favor de un modelo político absolutamente perverso y empobrecedor. 

En materia de política exterior, señala, ha creado un bloque de estados Latinoamericanos de izquierda, unidos por un virulento antiamericanismo y un anticapitalismo. Chávez utilizó los medios de comunicación y las políticas populistas, los subsidios, el clientelismo , la corrupción y la distribución directa de la riqueza entre los pobres para derrotar a la clase media, al empresariado y a la oposición política.

En el primer capítulo , Chaplin destaca los cambios sufridos en las relaciones entre el Estado, el sector militar y la élite de Iglesia católica desde que Chávez llegó al poder . También describe el proceso de cubanización que ha sufrido Venezuela desde el inicio del régimen, como resultado de los acuerdos firmados por Chávez y los hermanos Castro.

Chaplin recuerda la vieja teoría utilizada por muchos dictadores, que buscan unir fuerzas internas que beneficien a su proyecto personal mediante la creación de enemigos externos imaginarios . 

Dice que Chávez se dedicó a demonizar a los Estados Unidos e Israel, acusando a ambos países de ser los autores de conspiraciones,magnicidios, golpes de Estado que en  la realidad nunca existieron pero que le trajeron resultados políticos visibles.

En otro aparte del libro, Chaplin toca el tema de la ideología anticapitalista  de Chávez, heredada del dictador, Fidel Castro. Esa bandera le sirvió al polémico militar para engrosar apoyos de la izquierda rancia internacional que vio en el líder venezolano una tabla de salvación.


Su proyecto de socialismo del siglo XXI arrastró a otros  gobiernos populistas de  la región, como el Evo Morales, en Bolivia , Rafael Correa, en Ecuador y Daniel Ortega en Nicaragua .

En el segundo capítulo, el autor hace referencia a las secciones claves que apoyaron las políticas económicas impuestas por Chávez. La extraña combinación de política comunitaria, socialistas, populistas, las expropiaciones  a la propiedad privada , y la nacionalización de las industrias marcó la estrategia económica del gobierno durante una década y media.

Chávez utilizó los recursos generados por la estatal petrolera, PDVSA para financiar su proyecto personal autoritario. Con los fondos públicos de los venezolanos, ha subsidiado a sus aliados extranjeros, como Cuba, Ecuador , Bolivia, Argentina, Nicaragua, y ha pagado el silencio y la complicidad de otros.

Asegura que sin ningún remordimiento, Chávez expropió la propiedad privada, y destruyó el  aparato productivo nacional. Como consecuencias de estas políticas , Venezuela sufre de una alta inflación, la escasez y grave crisis económica.


En el tercer y último capítulo de su libro, el autor examina la política exterior de Hugo Chávez y  los métodos utilizados por el fallecido gobernante para expandir su ideología en América Latina. La creación del ALBA ( Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América ) es uno de los signos más claros de la exportación de proyecto personalista de Chávez entre sus vecinos .

Mención especial recibe el tema de Irán en este libro. El autor asegura que los acuerdos firmados entre Venezuela e Irán superaron las expectativas de las propias autoridades iraníes de la época.

Vale destacar que Hugo Chávez fortaleció las relaciones con Irán desde la llegada al poder de Mahmoud Ahmadinejad en el 2006. Los acuerdos siguen vigentes y se refuerzan durante el régimen de Nicolás Maduro.

 Acuerdos militares , energético , educativo, tecnológico e industrial utilizado para construir un puente entre Irán y América Latina. Chávez se convirtió en la mano derecha de Ahmadinejad en la región. Gracias a estas alianzas , Venezuela comenzó una etapa que consiste en apoyar el terrorismo internacional , que sirve de apoyo a grupos rebeldes como Hezbollah , Hamas y otros.

El autor parte de las ideas de otros analistas de éxito para probar su tesis. De acuerdo con la cual , Hugo Chávez y Venezuela se convirtieron en un Estado autoritario gobernado por una mafia relacionada con el tráfico de drogas y el terrorismo internacional. Esa mafia controla todos los ámbitos de la vida política y económica  del país sudamericano.

La pregunta que surge después de leer el libro es, sin duda, cómo el legado de Hugo Chávez va a sobrevivir a su muerte. Chávez fue astuto en imponer su modelo autoritario. Fue capaz de utilizar todos los elementos disponibles en la democracia para destruir las instituciones y poner fin a las libertades civiles. Las formas por él impuestas  permitieron un cambio hacia las formas más brutales de intimidación contra la población y la elite política opositora.

Chaplin deja una reflexión que dispara la discusión en el ámbito universitario de los Estados Unidos y es que Los líderes del mundo, que luchan por mantener la democracia, han ignorado en gran medida los logros de líderes como Hugo Chávez y sus seguidores en sus esfuerzos para transformar el sistema democrático representativo a un estado de un autoritario controlado por mafias .