miércoles, 12 de febrero de 2014

Mega fraude electoral “a la venezolana” se repetiría en elecciones presidenciales de Bolivia 2014



Gracias a la manipulación y el abultamiento del padrón electoral, la sumisión de todos los poderes al Ejecutivo, y el manejo del proceso comicial por parte de las empresas Smartmatic ( Venezuela) y NEC(Argentina), Evo Morales tendría asegurado el resultado electoral en la consulta electoral de Octubre 2014.


Por Maibort Petit  


Ya hemos dicho hasta la saciedad que los regímenes de corte neodictatorial de América Latina, arropados bajo el manto del Socialismo del Siglo XXI, utilizan las elecciones como mecanismo de legitimación. Este tipo de gobierno, que buscan perpetuarse en el poder, han venido usando las mismas trampas para burlarse de la voluntad popular, de las leyes y de los arrodillados organismos internacionales.


Para las elecciones presidenciales del 2014, Evo Morales copiará nuevamente los métodos de trampa electoral de sus pares socialistas, que les ha permitido burlar todos los obstáculos y quedarse en el poder a punta de marañas.

La primera trampa  que hizo Evo Morales ( por tercera vez consecutiva) fue ordenar al Tribunal Constitucional de Bolivia, cuyos miembros responde a su voluntad, que aprobaran una reforma a la Carta Magna que le permitiera reelegirse, tal como lo hizo Hugo Chávez, Rafael Correa y Daniel Ortega. Sin ningún problema, el poder judicial de Morales le facilitó la tercera reelección, violando todo lo establecido en las leyes de la República.

Posteriormente, y haciendo uso de su absoluto control del poder, Morales se anticipó a los mismos calendarios y plazos electorales previstos por el Tribunal Supremo Electoral de ese país, fijando las elecciones para el 5 de octubre  de 2014, dejando claro que el Ejecutivo es el quien decide y el resto de los poderes solo obedecen.

Mega fraude “a la venezolana”

Si bien el abuso de autoridad y la imposición de un poder sobre los otros es un ejercicio absolutamente antidemocrático y de cáracter netamente  autoritario, vale destacar que ese evento pasa a ser insignificante a la hora de ennumerar las multiples irregularidades que se ejecutan en el régimen de Evo Morales, y que son meras copias de las ya aplicadas en la  Venezuela de Hugo Chávez y de su súbdito sustituto, Nicolás Maduro, y en los otros gobiernos socialistas de la región.

Las elecciones fijadas por Morales para el 5 de Octubre están plagadas de elementos que juntos, constituyen un mega fraude electoral. Este evento que no es nuevo en el país del altiplano, puesto que ya se habían cometido enormes irregularidades en los comicios del 2009.

Varios medios de comunicación bolivianos han reseñado detalles de la alteración del padrón biométrico de Bolivia en el año 2009, usando como base un informe preparado por el profesor, Fernando Bazúa, quien se desempeña como investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) llamado: "La Danza de las Cifras".

Este investigador explica como se produjo la alteración del padrón electoral del 2009. Para mayor detalles al respecto leer el estudio:http://cd1.eju.tv/wp-content/uploads/2014/02/Estudio-del-padron-biometrico-de-Fernando-Bazua-5.pdf 

Las técnicas usadas por Morales para robarse las elecciones no son nuevas. Tan como hemos dicho, esa fórmula ha sido usada por todos los seudo dictadores de los países aliados al modelo chavista, y cuya meta única es perpeturse en el poder.

El primer paso de este plan es la manipulación del padrón electoral, lo que le permite agregar votos al ganador, sin que dichos votos se correspondan con personas de carne y hueso. En Venezuela, el padrón biométrico no se ajusta a la verdadera demografía del país, sino a las necesidades que tenga el partido PSUV para declararse victorioso en cualquier comicio convocado para legitimarse.

En Bolivia, se ha producido la alteración del padrón biométrico usando las exitosas técnicas, que incluyen, entre otras cosas, la expedición de cédulas de identidad, por parte de miembros del Movimiento al Socialismo, y desde la misma sede del partido, para evitar equivocaciones.
  
Es decir, los funcionarios de Evo Morales son los encargados de hacer y entregar los documentos de identidad requeridos para ejercer el voto, todo esto sin ningún tipo de fiscalización.

La oposición democrática ha denunciado ese hecho, asegurando que en las casas del partido de gobierno entregan cédulas de identidad, lo cual es considerado “normal” por el régimen. Sobre esta irregularidad se expresó la Comunidad Europea señalando que el sistema esta lleno de vicios, pero en el país del altiplano, poco importa lo que digan los organismo internacionales.

La empresa responsable de ejecutar la manipulación del padrón electoral boliviano, no podía ser otra que  la chavista  Smartmatic, que entre otras cosas, ha sido acusada de cometer fraudes electorales en Venezuela, en Perú, Ecuador, Filipinas , México y otros países  donde ha contratado sus servicios.  

El mecanismo utilizado por estos expertos en fraudes electorales radica en el abultamiento del padrón biométrico, generando el número de votos que el régimen requiere para ganar las elecciones comodamente.

El registro de votantes de Bolivia fue abiertamente manipulado desde el año 2009. En el mes de septiembre de ese año, el padrón creció en un 94 por ciento en su totalidad, lo que refleja que existen aproximadamente 2 millones de nuevos votantes fantasmas.  Con esos nuevos votantes, Evo Morales, ganará  los comicios por un porcentaje mayor  a la mitad de la totalidad de electores,  para así evitar, por ejemplo,  las quejas que se produjeron en el caso venezolano, cuando el opositor, Henrique Capriles Radonski denunció fraude en abril de 2013.

Al igual que en Venezuela, el régimen de Evo Morales utiliza las empresas y los métodos para crear las bases de una ingeniería de fraude electoral que le aseguran el éxito electoral del gobierno en cada consulta.

Padrón del 2009 es el mismo del 2014
Las graves irregularidades del padrón electoral correspondiente al 2009, no fueron subsanadas y el régimen usará ese mismo empadronamiento para el proceso comicial del 2014, por lo cual se proyecta que en Bolivia se cometerá un mega fraude electoral al estilo venezolano. 
Con estos mecanismos electorales mañosos, y sin la verdadera voluntad política de los veedores internacionales, todo parece indicar que América Latina seguirá sufriendo el perverso y corrompido Socialismo del Siglo XXI, las neodictaduras seguirán a sus anchas. Mientras tanto, la democracia habrá pérdido una de sus más importantes batallas en la region y seguirá amenazada 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada