jueves, 12 de noviembre de 2015

Crónica del caso de los narcoflores desde Nueva York

Hay eventos que marcan a los gobierno, sin importar de la naturaleza que sean. Democracias o dictaduras, gobiernos híbridos, ilegítimos o no. La vinculación directa del poder político con el narcotráfico es un asunto que no puede obviarse, ni siquiera porque se prohíba su publicación en la red de medios dominada por el gobierno. Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores están pretendiendo borrar del espectro público venezolano uno de los eventos más vergonzosos de la historia política venezolana. Dos familiares directos del jefe de Estado fueron arrestado en un tercer país y acusados "de conspirar y pretender transportar un enorme cargamento de cocaína -de alta pureza- desde Honduras, a la ciudad de Nueva York".

Efraín Antonio Campo Flores, hijastro de Nicolás Maduro (por ser sobrino e hijo de crianza de Cilia Flores) y Francisco Flores de Freitas (sobrino) fueron apresados en Puerto Príncipe el pasado martes 10 de noviembre en un hotel. Ambos llegaron Haití en un avión  siglas YV 2030, perteneciente a la Constructora y Mantenimiento Coinpectra CA, ubicada en la calle La Joya Ed Cosmo, Piso 8, Oficina 8 en Chacao. El avión fue propiedad de Sabempe en el 2007.  La nave según reportes  de prensa estaba la tripulación conformada por Marco Uzcategui, Pedro Miguel Rodríguez, Julio César Hernández  y Jesfran Moreno. El avión fue regresado a Caracas con la tripulación y hasta donde se conoció estuvo custodiado por la Guardia Nacional.


Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas tienen más de
4 años en el negocio del narcotráfico según varias fuentes.
Un reporte de la Fiscalía de Nueva York señala que Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas les tenían un seguimiento desde hacía 8 meses y los agentes de la DEA y el FBI, a través de sus informantes, grabaron sus movimientos para generar pruebas contundentes que están en manos del juez de distrito Preet Bharara, conocido por ser implacable y no soltar  sus presas hasta que les ve el hueso, y si no, pregunten a los banqueros de Wall Street.   

Cadena perpetua

Tal como ocurre en casos de esta naturaleza, el fiscal Bharara solicitó cadena perpetua para los dos individuos que usaron pasaporte diplomático venezolano, apelaron a inmunidad diplomática y a sus relación con el presidente Nicolás Maduro para librarse de la justicia norteamericana.  
Preet Bharara pidió cadena perpetua para los
primos Flores acusados de narcotráfico


Los dos #narcosbrinos fueron embarcados en una avión del gobierno norteamericano y fueron traídos directamente desde Haití hasta la ciudad de Nueva York, donde permanecerán presos en una cárcel federal sin posibilidad de fianza hasta que la justicia decida sobre el caso. El próximo miércoles 18 de noviembre a las 3 PM  tendrá lugar la audiencia y los dos  familiares de Nicolás Maduro y Cilia  Flores tendrán que comparecer ante el magistrado designado para el caso, James L.Cott.

En el acto de presentación de este jueves 12 de noviembre llamó la atención que el gobierno venezolano contrató a  uno de los escritorios jurídicos más costosos del mundo: Squire Patton Boggs ( tiene 44 oficinas en 21 países). Es una de las firmas de abogados que ha logrado mayores ganancias en el mundo ( En el 2014 declararon ganancias por $870.5 millones), sus servicios son extremadamente costosos. Esa firma ha representado a varios gobiernos, entre los que se destaca la Autoridad de Palestina- en el caso de procura de ayuda del gobierno norteamericano-, a Turquía y a Myanmar, entre otros.  En los pasillos de la Corte se comentaba que la hora de honorarios cuesta $3000 y el paquete de servicios de defensa habría sido de $10 millones de dólares. Estas cifras no fueron confirmadas en ningún momento, sólo fueron especulaciones.

Los abogados del bufete Squire Patton Boggs  que estuvieron presentes en la audiencia fueron: John Reilly, Rebekah Poston y Alfredo Anzola. Un detalle interesante es que este mismo bufete de abogados fue contratado por el Banco Central de Venezuela para demandar al portal dolartoday.com.
 Aquí les coloco las fotos de los abogados de los acusados:
Alfredo Anzola

John Reilly Abogado de Squire Patton Boggs
Rebekah J. Poston abogada de Squire Patton Boggs en Miami

Alfredo Anzola estuvo acompañando buena parte del tiempo de espera a los representantes de la embajada de Venezuela en Washington DC.  Anzola se le vio nervioso, jugando con un sombrero negro y conversando con sus colegas. Esquivó a los periodistas y se negó a dar su tarjeta de presentación.

Otro que estuvo tratando de evitar ser reconocido fue Maxilmilian Arvelaez. Se paraba nervioso, huía de la prensa, y no quería dar su nombre a los presentes. 

Toca esperar la audiencia del miércoles para ver hacia dónde se dirigen los tiros. Por ahora hay mucho que analizar, y mucho que escribir sobre este escándalo que ha dejado claro la minúscula frontera que hay entre el poder y el narcotráfico en la Venezuela chavista.




1 comentario:

  1. Yo me pregunto porque el gobierno venezolano tiene que contratar un bufete para la defensa de un caso criminal como este, que son personalísimos de los involucrados. No son ministros, diputados ni gobernadores y presidentes de institutos gubernamentales, además que la droga no la estaba negociando en nombre del estado venezolano como si fuera uno de nuestros commodities estratégicos de la nación..¿O ahora si?

    ResponderEliminar