viernes, 13 de noviembre de 2015

Las Claves del caso de los sobrinos de Cilia Flores acusados por EEUU de narcotraficantes


Por Maibort Petit

Como ya se ha comentado, el escritorio jurídico Squire Patton Boggs, fue aparentemente contratado por el gobierno venezolano para defender a Efraín Antonio Campo Flores y de Franki Francisco Flores de Freitas lo que puede constituir la más fehaciente evidencia de la relación que existe entre el escándalo conocido como los #narcosbrinos y el presidente Nicolás Maduro y su mujer Cilia Flores.  

De nada sirvió que Tania Díaz desmintiera la realidad que está viendo el mundo sin el lente de censura del régimen. Lo que está a la vista no necesita anteojos y por más dinero que gasten los jerarcas del chavismo para desvincular a la pareja presidencial de este escándalo, los resultados no son convincentes. Pareciera que este caso terminó de desnudar al gobierno y promete dejar evidencias sobre las supuestas conexiones del gobierno con los cárteles de la droga que operan en el país con el consentimiento de los cuadros de poder político y militar.


El laboratorio del régimen venezolano empezó a funcionar a su máxima capacidad para delinear la estrategia que le permita campear este escándalo sin precedentes en la historia política venezolana. Ya la maquinaria trabaja para evitar las consecuencias que traerá la vinculación directa del gobierno con los cárteles del narcotráfico de la región. La orden es silenciar. Si. Hay que borrar del conocimiento colectivo el hecho noticioso, desvincularlo a como dé lugar de Cilia Flores, candidata a la Asamblea Nacional en las elecciones del 6D, y hay que apostar a que los cuadros chavistas no se enteren, para lo cual los medios al servicio del régimen han optado por ocultar o tergiversar la información.

A continuación paso a enumerar algunas claves del caso de los narcoflores:

1.- Efraín Antonio Campo Flores y de Flanki Francisco Flores de Freitas no actuaban solos. Esa hipótesis es imposible de sostener. Los dos familiares directos de Cilia Flores han gozado de las bondades del poder, han ocupado cargos públicos, usados los bienes del Estado como si fueran propios, han viajado en aviones pertenecientes al Estado venezolano y poseen pasaportes diplomáticos sin ocupar posición en las embajadas o representaciones de Venezuela en el exterior. ¿Cuál puede ser el argumento esgrimido por el gobierno para explicar que dos familiares de Cilia Flores y Nicolás Maduro tuvieran en su poder pasaportes diplomáticos que por ley sólo corresponden a los funcionarios que ejercen cargos de ese rango ?. A medida que pasan los días se van conociendo más detalles de la investigación realizada por la Agencia Antinarcóticos de los Estados Unidos (DEA) y el FBI, por ejemplo, este viernes se informó que hay otros nombres implicados, ( cuatro ya evidenciados) entre quienes se encuentra el hijo de Cilia Flores quien se encuentra en Caracas: Walter Jacobo Gavidia Flores. Al parecer el hijo de la primera dama posee millonarias propiedades en varios países, incluyendo Estados Unidos, Panamá, Bahamas y República Dominicana. Su nombre está vinculado a las averiguaciones que adelanta la DEA  en los Estados Unidos, Colombia y Centroamérica.

En la madrugada de este viernes se produjeron varios allanamientos a locales ubicados en Miami y Fort Lauderdale, entre los cuales hay un restaurante, tres hangares y dos apartamentos. Igualmente se dio una versión de prensa según la cual las autoridades de Santo Domingo, República Dominicana llevaron a cabo allanamientos a una residencia, ubicada en Casa Campo. Incautaron un lujoso yate de 135 pies con licencia de Bahamas Y0016 con el nombre de The Kingdom con 80 k. de cocaína de alta pureza además de dólares en efectivo,  joyas, objetos y carros de lujo. Aunque las autoridades de la isla no vincularon directamente ese caso a los narcosobrinos de Cilia Flores y Nicolás Maduro se manejó la hipótesis en la prensa internacional que tal allanamiento que tuvo lugar cinco días que fueran apresados los Flores estaría relacionado con el caso.  La prensa dominicana informó que el capitán venezolano (uno de los seis capturados ese día) se convirtió en testigo de la DEA y actualmente permanece bajo su protección.

2.- Llamó poderosamente la atención que al momento de ser apresados por la DEA, fuentes aseguraron que los acusados afirmaron que el transporte de droga se hacía en conexión con Diosdado Cabello , presidente de la Asamblea Nacional y con Tareck El Aissami, gobernador de Aragua y exministro de Interior. Según se ha conocido por varias informaciones de prensa, Cabello y El Aissami tiene expedientes en varias tribunales de Estados Unidos y ambos son supuestamente investigados por haber facilitado y encubierto el traslado de droga a los Estados Unidos y otros países. La noche del miércoles, Diosdado Cabello realizó desde el estado Monagas su programa semanal Al Mazo dando, mostrando entre sus invitados al general también acusado de narcotráfico Hugo Carvajal Barrios, ambos mostraron sus mejores cualidad histriónicas en la emisión televisiva. Las preguntas que nos vienen a la cabeza son muchas: ¿ Por qué Efraín Antonio Campo Flores y de Flanki Francisco Flores de Freitas fueron tan diligente para acusar de ser parte de una estructura de tráfico de drogas a Diosdado Cabello y Tareck el Aissami?, ¿ Cuál es la razón por la cual los dos apresados culparon a los dos jerarcas y apelaron a sus lazos familiares con Nicolás Maduro y Cilia Flores para salvarse de la justicia gringa? 

¿ Es una mera coincidencia que Efraín Antonio Campos Flores y de Flanki Francisco Flores de Freitas fueran arrestados en Puerto Príncipe, ciudad visitada por Diosdado Cabello para sostener una reunión con Thomas Shannon el pasado mes de junio?.

Otra contradicción: Aunque la fuente no especificó, este viernes se dió a conocer que uno de los sobrinos de Cilia Flores y Nicolás Maduro aceptó los términos y condiciones del programa de cooperación de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos para colaborar con la justicia norteamericana. Franki Francisco Flores de Freitas de hecho aceptó ser defendido por un abogado público, mientras que su primo Campos Flores  es  cliente del costoso escritorio jurídico. Tal como es sabido la Fiscalía Norteamericana pidió cadena perpetua para los dos acusados, basándose en las evidencias recogidas por la DEA a lo largo de 8 meses y que vinculan a los dos implicados con operaciones realizadas desde el 2011. Este tipo de condena suele pedirse para esos casos. La acusación del Fiscal es por conspiración para transportar y producir cocaína de alta pureza en y hacia los EEUU (12 mil millas en el agua). De ser cierto el acuerdo de cooperación de uno de los narcosobrinos de los Maduro- Flores, ¿ Por qué lo hace de manera individual ? ¿Qué razones llevan a este personaje a traicionar a sus poderosos tíos y a entregar a la temida DEA a otros jerarcas del régimen de Caracas?. ¿Miedo?, ¿ Mea culpa? ¿ Traición?. Aunque no está confirmado, es de suponer que la afirmación inicial de culpar a Diosdado Cabello y a Tareck El Aissami de "ser las cabezas de la operación" tiene un objetivo muy específico. Por miedo, por arrogancia o por venganza la acusación contra Cabello y El Aissami pareciera ser un reflejo de las luchas internas de las cúpulas chavistas. ¿ Estaríamos al frente de un enfrentamiento de inevitables consecuencias entre el ala madurista y diosdadista, una especie de guerra de mafias arropadas única y exclusivamente por la figura del caudillo muerto ?

3.- Otra contradicción a la vista. La defensa extraoficialmente adelantó que Efraín Antonio Campo Flores y Franki Francisco Flores de Freitas se declararían no culpables. Nada seguro hay al respecto. Oficialmente los abogados de los dos sobrinos de Nicolás Maduro y Cilia Flores no hicieron ningún tipo de declaración, a pesar de haber compartido con periodista en los pasillos de la Corte antes y después de la presentación. De declararse no culpable la Fiscalía -que representa a los Estados Unidos -iniciarían un juicio probablemente presentando pruebas que según fuentes son sólidas y fueron colectadas por agentes de la DEA en conjunto con el FBI y algunos informantes. Hay especulaciones que agentes de inteligencia cubana también colaboraron en la operación pero hasta ahora eso no ha sido confirmado.

Cuando los dos acusados se expusieron a los ojos de los jueces, abogados y periodistas- no mostraban signos de arrepentimiento. Contrario a lo que escribieron algunos medios, los dos sobrinos de Cilia Flores permanecieron serios, atentos a los que les decía el magistrado cuando les informaba sus derechos de permanecer en silencio, tener un defensor público (para lo cual hay que firmar una declaración que obliga a aclarar la y situación financiera del acusado) y por último se les informó sobre las acusaciones adelantadas por la justicia norteamericana. En la mesa los acompañaron sus dos abogados, John Reilly y Rebekah Poston ( esta última residenciada en el estado de la Florida). Ambos miembros del equipo de Squire Patton Boggs. Poston lució siempre sonriente -como si tuviera control de la situación-, mientras que Reilly se mostraba más escéptico. El otro abogado el venezolano Alfredo Anzola tenía cara de pocos amigos y a ratos escondía su rostro entre las manos, a la par que jugaba con un sombrero que nunca llevó puesto en su cabeza despoblada. Por su parte el magistrado fue directo al grano, era este el último caso de una larga jornada en la sala de audiencias, ubicada en el 5 piso de la Corte Federal localizada en el 500 Pearl Street de Manhattan. El magistrado sabía que el caso que involucraba a los familiares directos de un jefe de Estado tiene una alta repercusión en la opinión pública internacional y que la sala estaba repleta de periodistas y que reseñarían todos los detalles de la audiencia. Fueron menos de 6 minutos en los que los abogados de la defensa trataron de mantener a los Flores bajo perfil.

Entre los entretelones de la larga espera en la sala se advirtió varios momentos de estrés, antes y después de los esperados 5 minutos, cuando se escuchó decir en voz baja que el Magistrado rechazó de plano la posibilidad de una fianza a favor de los acusados. Los narcosobrinos lucían barbas bien cuidada, lo que los hacía aparecer diferentes a los de las fotos que se bombardean en las redes sociales. Uno de ellos vestía una camiseta gris de renombre y el otro una chaqueta azul con leyendas deportivas y el número 4. 

Uno de ellos dijo: "Yes" cuando se le preguntó si había entendido la gravedad de las imputaciones. Los dos sobrinos de la esposa del presidente de Venezuela fueron acusados de conspirar para traficar cocaína según el documento S2 15 765. El fiscal Brendan Quigley -quien sirvió de acusador en la audiencia de presentación- fue contundente al señalar que hay investigaciones para soportar las acusaciones y pidió la audiencia para el 18 de noviembre a las 3 PM.

En el documento entregado a la prensa, la Fiscalía de los Estados Unidos sostiene que los dos narcosobrinos tuvieron encuentros en Venezuela con terceros para cuadrar los envíos de la cocaína a los Estados Unidos vía Honduras. Los dos fueron arrestados en martes en la noche en un hotel de Puerto Príncipe por la DEA y transportados de inmediato a la ciudad de Nueva York para ser presentados a los tribunales al día siguiente, lo cual no ocurrió porque que el miércoles era día festivo en EEUU ( Se celebraba el día de los Veteranos) y todos los edificios del gobierno permanecieron cerrados. La audiencia de presentación tomó lugar el jueves a las 6: 40 PM.

4.- El Silencio de la pareja presidencial y de los jerarcas del régimen. Al momento de ocurrir el arresto y que la noticia se diera a conocer a nivel mundial, Nicolás Maduro y Cilia Flores estaban en Arabia Saudita a donde habían acudido para presenciar una conferencia petrolera. Luego viajaron a Ginebra para intervenir ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. En la rueda de prensa no quisieron responder las preguntas del caso. Sólo un Twitter de Maduro dejó saber por dónde van las pasos del jerarca. Así decía el texto: "Un nuevo ataque imperialista y embocada" sin mencionar para nada el monumental escándalo de narcotráfico que toca directamente a su familia.

Maduro ¿ordenó? el silencio en los medios oficiales en Venezuela a la vez que repetía que en su Twitter: "La Patria seguirá su Camino, ni ataques, ni emboscadas imperiales, podrán con el Pueblo de los Libertadores, tenemos un solo destino..Vencer....".

5.- La diplomacia del régimen al servicio de dos venezolanos acusados de narcotraficantes.

Venezuela se ha convertido en un país sin moral ni ética, sin valores, ni respeto a las leyes, una antítesis institucional y un modelo contrario a la democracia y a la civilidad. En Venezuela el dinero público es usado como si fuera una fortuna personal del presidente o de los jerarcas del régimen, no hay contabilidad, ni fiscalía, ni Ministerio Público, ni tribunales, ni defensor del pueblo ni oposición que denuncie tanta arbitrariedad en manejo de las cuentas públicas. Es una mafia político-militar usando a su antojo los dineros de los venezolanos. Muchas dudas ha generado el caso de los narcosobrinos y el uso de dinero público venezolano.  Nadie sabe con certeza de dónde salió el dinero para pagar a una de las más costosos firmas de abogado para la defensa de dos acusados de narcotraficantes, apresados por las autoridades antinarcóticos con las manos en la masa. Existe la sospecha que los fondos provienen del estado venezolano a pesar que el mismo escritorio jurídico lo niegue. En los Estados Unidos (ni en ningún país que se sepa) no es común que las oficinas de abogados privadas se dediquen a defender casos de narcotráfico sin cobrarle a sus clientes.


*****

Paralelo a la falta de coherencia en el discurso ( que siempre ha caracterizado al chavismo) toca observar otras contradicciones en este polémico caso. Mientras en Caracas los voceros genuflexos niegan la noticia y la llaman "Olla del imperio", aparecen las figuras del régimen defendiendo a capa y espada a los dos acusados. El encargado de negocios de la embajada de Venezuela en los Estados Unidos, Maxilmilian Arvelaez, el Cónsul de Venezuela en Nueva York, Calixto Ortega y otros dos funcionarios diplomáticos de Caracas han estado muy activos al frente de este caso. Se presume que pagaron con dineros públicos  no solo  la defensa de los dos acusados, sino los boletos de avión y viáticos para que los funcionarios se trasladen desde Washington DC hasta Nueva York para realizar las diligencias que amerita en asunto. ¿ Quién entrega la contabilidad de esas movilizaciones o de los posibles gastos por honorarios profesionales a los abogados de Squire Patton Boggs - cuyo personal, por cierto- también fue trasladado desde Miami a Manhattan? ¿ Quién autoriza esa partida? ¿ Pretenderán que creamos que los diplomáticos venezolanos pagaron sus pasajes y viáticos con sus sueldos y por amor a la revolución? 


¿ Bajo qué nombre o entidad están malversando esos miles de dólares? ¿ Quién lo paga ?

¿ Por qué estos dos acusados de traficar cocaína a los Estados Unidos gozan de tantos privilegios? Qué pasa con la asistencia consular otros venezolanos apresados por similares cargos?. En Consulado ha negado ayuda financiera a enfermos que siguen sus tratamientos en los Estados Unidos, a estudiantes, a  familiares de personas que han fallecido  en el exterior, no obstante pareciera que sí tiene recursos para pagar la logística de los funcionarios diplomáticos para atender a los familiares del presidente y la primera dama. 


Corrupción, malversación, impunidad, abuso de poder y paremos de contar son los delitos por los cuales deberían pagar todos los responsable del saqueo que está viviendo Venezuela, incluyendo a los funcionarios que se han prestado para ejecutar  estos actos de corrupción en los Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada