viernes, 18 de marzo de 2016

Narcosobrino incorpora nuevo bufete de abogados a su defensa, habría un nuevo retraso en la audiencia

Por Maibort Petit

Una vez más se produjo un cambio en el equipo de defensa de Efraín Campos Flores, quien decidió incluir en su equipo a dos nuevos profesionales de un prestigioso bufete de leyes en Nueva York: Boies, Schiller & Flexner. Los abogado Randall Jackson y John T. Zack solicitaron oficialmente ante el juez de la causa, Paul Crotty su incorporación a proceso de defensa del familiar de la pareja presidencial venezolana el pasado 8 de marzo de 2016, según comunicación oficial que reposa en la corte.


Los cambios en el equipo de defensores de Efraín Campos Flores ha creado perspicacia entre los que siguen el caso. Como se recordara, desde el inicio del arresto de los sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores en noviembre de 2015, la defensa de Campos Flores estuvo en manos del bufete Squire Patton Boggs quien desistió de la defensa a solicitud del acusado.  Posteriormente, asumió la defensa el abogado Kafahai Nkrumah, designado por la corte el 17 de diciembre de 2015. Ahora se suman dos abogados privados que seguramente solicitarán una prórroga ante la Corte para conocer el voluminoso expediente.

Randall W. Jackson

John T. Zack es  socio de la firma  Boies, Schiller & Flexner, es conocido como un excelente defensor en casos relacionados con justicia federal penal. Desde 2006 hasta 2015 fue Fiscal Adjunto de los Estados Unidos en el Distrito Sur de Nueva York, uno de los principales tribunales de enjuiciamiento del mundo.

En la Oficina del Fiscal de EE.UU, Zack fue miembro de alto rango de la Fuerza de Tarea de Fraude de Valores y Productos Básicos, en el que el procesamiento y enjuiciamiento algunos de los casos más significativos del gobierno federal. Además  llevó a cabo numerosas investigaciones con las autoridades policiales y los reguladores, como la Comisión de Bolsa y Valores, la Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas, la Oficina Federal de Investigaciones, el Servicio de Impuestos Internos, y el Departamento de Trabajo entre otras.

Por su parte, Randall W. Jackson trabajó como fiscal federal antes de incorporarse a la práctica privada del derecho. También posee amplia experiencia en juicios federales y ha ganado varias apelaciones en casos complejos en los tribunales de los Estados Unidos de Apelaciones del Segundo Circuito y en el Distrito de Columbia.

La nueva defensa pretende evidenciar que  algunas pruebas usadas por la Fiscalía para hacer la acusación fueron obtenidas de manera ilegal por parte de agentes federales confesó una fuente ligada caso. Estos expertos han manejado acusaciones similares y han obtenido eliminar evidencias de manera exitosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada