miércoles, 10 de agosto de 2016

El "secuestro" de los sobrinos de Cilia Flores, una historia desmontada con las evidencias de la DEA

Por Maibort Pett
@maibortpetit

A sólo 6 días de que los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas fueron arrestados en Puerto Príncipe y trasladados a Nueva York en un avión de la DEA, el entonces presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, calificó el hecho como un "secuestro de la DEA".Ver declaración aquí. 

"Yo no lo veo como una detención, en verdad, fue un avión a Haití, iba con seis personas y secuestraron a dos personas (…) el procedimiento fue totalmente irregular", dijo Cabello en aquella oportunidad en una entrevista en la cadena Globovisión.

Cabello dijo además que el caso era "un expediente normal" de la agencia antidrogas de EE.UU: "Secuestrar gente, ya lo han hecho y no nos extraña para nada".

Comentó que el arresto de los familiares de la primera dama buscaba "tratar de hacerle daño a la campaña electoral y a la revolución (bolivariana)".  Por ese tiempo, empezaba la campaña para las elecciones  parlamentarias del 6 de diciembre, donde la tía -mamá- de los acusados de haber cometido delitos de narcotráfico estaban compitiendo por un curul parlamentario. Los resultados de aquel proceso comicial fueron desfavorable al chavismo.


Cilia Flores repite la tesis de secuestro


El 12 de enero de 2016, dos meses después que sus sobrinos estaban bajo custodia de las autoridades norteamericanas, la primera dama venezolana y actual diputada, Cilia Flores repitió la tesis lanzada por el segundo hombre fuerte del chavismo en noviembre de 2015. Flores aseguró que tenía "pruebas en sus manos" que probaban que sus familiares habían sido secuestrados por la agencia antinarcóticos de los Estados Unidos.

"Tenemos documentos, tenemos las fotos de quiénes son los funcionarios de la DEA que incurrieron en delito aquí en Venezuela en este caso que es de secuestro y venganza", comentó la primera dama venezolana.

Dijo además que esperaría los resultados de la justicia y que debían respetar los tiempos porque es un juicio."Allí están las partes. En respeto a la justicia que salga la verdad y se aclare toda esa situación del secuestro, lo de la violación de nuestro territorio por parte de la DEA. Se violentó la soberanía, eso forma parte de un juicio que uno tiene que respetar para no empañar. Creemos en la justicia, vamos a esperar".


—"Vamos a esperar que la justicia hable y después tendremos mucho para hablar. Sí tenemos muchas cosas que decir, pero tenemos que esperar por respeto a la justicia y no perturbar un proceso que debe transcurrir sin obstáculos ni perturbaciones" (..). comentó sobre el tema a un medio venezolano.

Abogado de oficio de Campos Flores niega tesis de secuestro

Kafahni Nkrumah fue el único abogado público de Efraín Antonio Campos Flores, hijastro de Nicolás Maduro. Fue designado el 17 de diciembre de 2015, cuando el acusado "despidió" al costoso escritorio jurídico Squire Patton Boggs, representantes legales de Citgo Corporation, Pdvsa y el BCV en los Estados Unidos.

En su primera y única aparición como abogado de Campos Flores, Kafahni dijo lo siguiente:“No tengo de las declaraciones de la Primera Dama. No he recibido nada aún. Así que no puedo hacer ningún comentario sobre ello”.

Destacó que no refutará las declaraciones de Flores pero admitió que la detención fue sospechosa. “No voy a refutar lo que la Primera Dama alega; la forma en la que sus sobrinos fueron arrestados es sospechosa, por decir lo menos. Pero tampoco puedo decir que fueron secuestrados sin revisar profundamente los tratados internacionales y todo lo demás”.

“No puedo comentar más sin revisar. Es decir, no puedo asegurar que hubo secuestro, pero sí que la detención es sospechosa”, agregó.

La detención de los acusados a cargo del gobierno de Haití

En la mañana del 10 de noviembre de 2015, los acusados y otros cuatro hombres (incluidos los pilotos) volaron en el avión privado siglas YV2030 desde Caracas hasta Port-au-Prince, Haití. Campos Flores y Flores de Freitas acudieron a una reunión con el supuesto socio (calificado por la DEA como CS-1) quien debía entregar a los demandados los millones de dólares acordados para movilizar el cargamento de drogas cuyo destino final sería los Estados Unidos. La idea de los sobrinos de la pareja presidencial era proceder con el envío de la droga el domingo 15 de noviembre en horas de la mañana.


El hecho 


Campos Flores y Flores de Freitas llegaron acompañados por sus "socios" al restaurante de un hotel cercano al aeropuerto de la capital haitiana. En ese encuentro, el agente de la DEA (CS-1) describió la ruta de importación de la droga a través de Miami y aseguró que era en los EEUU donde estaba y se movía el negocio, a lo que los acusados respondieron que "ya [tenían] todo listo" y que la primera carga de la cocaína se enviaría al aeropuerto el 15 de noviembre de 2015.

Un reporte del fiscal de Nueva York, Preet Bharara deja claro que durante aquel encuentro entre los socios y confidentes de la DEA, Campos Flores y Flores de Freitas fueron arrestado por los agentes de la Oficina de Lucha contra el Tráfico ilícito de Estupefacientes ("BLTS"), quienes "entraron en el restaurante, se identificaron y se llevaron a los acusados en custodia". 

El fiscal aclara en su informe, entregado a la corte el 22 de julio de 2016, que "los agentes haitianos se identificaron antes de proceder al arresto, cumpliendo con lo establecido en las leyes de ese país".  

Señala además que "Parte del personal de BLTS, presentes durante la detención llevaban cascos, mascarillas (para proteger su identidad por razones de seguridad) pero sus uniformes contenían parches oficiales y varios de ellos también llevaban placas de pecho con la palabra "policía", como se muestra en la siguiente fotografía que se tomó tras la detención el 10 de noviembre de 2015:

Después de haber sido detenidos por los BLTS, los acusados fueron entregados a la DEA, cumpliendo lo establecido en los tratados internacionales y basado en una solicitud del gobierno de los Estados Unidos. Las autoridades de la isla expulsaron esa misma tarde a Campos Flores y Flores de Freitas de su territorio según consta en el memorando del Ministro de Justicia y Seguridad Pública de Haití y que atendía a una orden de detención contra los dos acusados emitida por la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, donde se lleva actualmente esta causa. 


Los acusados fueron posteriormente entregados a la DEA y trasladados al aeropuerto internacional del condado de Westchester en White Plains, Nueva York. Así, dice el fiscal, no hubo secuestro sino un arresto que cumplió con lo establecido en la legislación norteamericana y en la haitiana respectivamente.

Los abogados defensores plantean tesis del secuestro

El 2 de julio de 2016, los dos abogados de Campos Flores, Randall Jackson y John T. Zach, asociados a la firma Boies, Schiller & Flexner conjuntamente con los defensores Michael D. Mann y David M. Rody de la firma Sidley Austin LLP presentaron a la corte una solicitud para la supresión de mociones que la fiscalía incluyó en el expediente para ser usadas durante el juicio.

Los abogados aseguraron que una serie de evidencias  habrían sido obtenidas mediante métodos ilegales. En esa misma entrega de documentos, los defensores se plegaron a la tesis de secuestro difundida a principios del caso por Diosdado Cabello, otrora expresidente de la Asamblea Nacional y por la madre-tía de los acusados, Cilia Flores.

En las audiencias de pruebas, previstas para el 8 y 9 de septiembre de 2016, se podrá observar con mayor detalle las evidencias de la fiscalía para terminar de descartar la tesis de secuestro, que fue denegada por Bharara y por los agentes de la DEA encargados de la operación.  Ahora tiene la palabra el Juez Paul Crotty.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada