miércoles, 3 de agosto de 2016

Rafael Esquivel no acudió a la corte porque no tenía dinero para pagar su boleto de avión a Nueva York

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Aunque parezca una broma, el expresidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Rafael Esquivel se excusó ante el juez Raymond Dearie de no acudir a la audiencia colectiva que tuvo lugar este miércoles 3 de agosto, a las 11 AM en la Corte Federal de Distrito Este de Nueva York, porque -supuestamente- no tenía dinero para pagar el pasaje de avión desde Miami a Nueva York, y los viáticos del viaje. 

Esquivel envió a su abogado en representación a la cita conjunta donde el juez Dearie anunció que el juicio de los ocho acusados ​​podría realizarse entre septiembre a octubre de 2017. Entre los enjuiciados, además de Esquivel, se encuentran: Eduardo Li, de Costa Rica, Julio Rocha de Nicaragua, José María Marín de Brasil y Juan Ángel Napout del Paraguay. Igualmente el ejecutivo de marketing, Aaron Davidson y Héctor Trujillo, un juez de Guatemala y el ex funcionario del fútbol, Costas Takkas. 


Las acusaciones contra Esquivel 

Rafael Esquivel está siendo acusado por el gobierno de los Estados Unidos de participar en un enorme esquema de corrupción, lavado de dinero,  enriquecimiento ilícito y pago de sobornos. De acuerdo a la acusación de la fiscalía, Esquivel junto Nicolás Leoz y Eugenio Figueredo transfirieron 13.5 millones de dólares a instituciones financieras en la ciudad de Nueva York, Miami y San Francisco. Esto ocurrió entre 2003 y 2008.  La acusación de la fiscal Loretta Lynch señala que ese dinero correspondía a presuntos pagos ilícitos relacionados con la concesión de derechos de mercadeo y transmisión de TV en competiciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

En el documento se señala que Rafael Esquivel, junto a otros funcionarios, recibieron sobornos por más de 110 millones de dólares en la venta de derechos de Copa América del Centenario. Igualmente Esquivel habría aprovechado la Copa América Venezuela 2007, para sacar beneficios personales. 

Asimismo, Rafael Esquivel habría negociado un millón de dólares de comisión para apoyar a la empresa Traffic en las negociaciones por los derechos de comercialización y transmisión del torneo según explica el documento del gobierno norteamericano. Supuestamente también habría cobrado 700 mil dólares adicionales por los beneficios que dejó el convenio logrado por Traffic y otro millón adicional luego de cuatro años.

El expresidente de la FVF es acusado además de aceptar sobornos de Mariano y Hugo Jinkis, representantes de Full Play Group S.A., para hacer lobby en Conmebol y favorecer a esa empresa en decisiones sobre la venta de derechos en competencias organizadas por el ente y la distribución de sus beneficios. El dinero proveniente de los sobornos fueron depositados, los días 31 de enero, 27 de febrero y 23 de junio de 2014, montos de 50 mil, 250 mil y 400 mil dólares en cuentas del suspendido dirigente de la FVF en UBS, Bank of America y Espirito Santo Bank.

Entre otras referencias, Esquivel fue acusado de beneficiarse de un desembolso de $100 millones provenientes de sobornos por un acuerdo firmado en 2013 por los derechos de las ediciones 2015, 2016, 2019 y 2023 de la Copa América, 20 millones por cada una. 

El documento consignado por la fiscal Lynch dice que entre diciembre de 2013 y agosto de 2014, Esquivel recibió dos millones de dólares en una serie de cuentas bancarias vinculadas al ex zar del fútbol venezolano y a sus familiares.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada