lunes, 5 de septiembre de 2016

EEUU advierte que sobrinos de Cilia Flores estarían buscando acusar a los testigos de la DEA de actuación indebida

* La fiscalía advirtió que la defensa podría estar buscando "algún tipo de información" para acusar de conducta indebida a los agentes de la DEA que participaron en la investigación que condujo a la captura de los primos Flores.

Por Maibort Petit 

@maibortpetit

El gobierno de los Estados Unidos fue enfático al señalar que la estrategia planteada por la defensa de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas se está extralimitando en sus peticiones a la fiscalía, razón por la cual reiteró que la corte debe imponer limitaciones a los temas y las informaciones que los acusados pretenden obtener en la audiencia de prueba que se celebrará este jueves 8 y viernes 9 de septiembre en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.



En un documento, firmado por el fiscal Preet Bharara se advierte -nuevamente- que las solicitudes  hechas por los demandados son excesivamente amplias y que desean conseguir todos los documentos y la información que resguarda el gobierno. "El tribunal debe anular dicha petición por no ajustarse a derecho", sostiene la parte acusadora.

La fiscalía solicitó restringir el alcance de cualquier testimonio de las fuentes confidenciales del gobierno. "A la luz de los intereses del Estado, implicados en las citaciones hechas por la defensa, el gobierno está legitimado para buscar alivio en la corte según lo estipulado en la Regla 17 (c) (2)", sostiene Bharara.


La citación para el agente especial de la DEA, Habayeb contiene una solicitud  exagerada de los documentos señala el documento, razón por la cual el gobierno hace uso de lo estipulado en el caso conocido como EEUU vs Nixon, según lo cual  los demandados deben demostrar qué pretenden obtener específicamente de esas citaciones, para evitar que las comparecencias se conviertan  en esa especie de "expedición de pesca". 

El gobierno de los EEUU sostiene que la defensa estaría buscando alguna información o detalle que le permitiera acusar a los agentes de la DEA de actuación indebida.

La fiscalía sostiene que la citación de la defensa de Campos Flores y Flores de Freitas se explaya en amplias categorías de documentos y no identifica la información específica y pertinente que los demandado pretende obtener. Este asunto no es permisible bajo la Regla 17 (c).

Una vez más el gobierno pidió la anulación en su totalidad o parcialmente de las peticiones hechas a los testigos que comparecerán en la corte esta semana.

Igualmente insistió en restringir el alcance de cualquier testimonio de fuentes confidenciales de la DEA en la audiencia de supresión prevista el 8 de septiembre y 9 de septiembre, 2016. Los interrogatorios sólo deben limitarse aquellos temas que son necesarios para solucionar las reivindicaciones de expoliación planteada por los acusados.

El fiscal reiteró que para la próxima audiencia, el Gobierno establecerá a través de documentos y testimonios de testigos lo siguiente: 

(i) Los acusados fueron detenidos en Haití por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley extranjera que se identificaron como tales, expulsado por el gobierno de Haití y detenidos por la DEA, y transportado rápidamente a este distrito donde fuerons presentados ante el juez para leerles los cargos en los lapsos establecidos por la ley; 

(Ii) Durante el vuelo de Haití a los Estados Unidos, los acusados confesaron su participación en la conspiración  para importar y cocaína hacia los EEUU. Para lograr la confesión, los agentes de la DEA no utilizaron un interrogatorio de dos pasos o de otra forma de coacción. La confesión de dio sólo después de que Campos Flores y Flores de Freitas renunciaron voluntariamente a sus derechos Miranda a sabiendas, de manera inteligente y por escrito; y

(iii) La DEA no perdió ni destruyó ninguna prueba. Por lo tanto, la solicitud de una supuesta expoliación de evidencias expuestas por los acusados no tiene mérito alguno.

En lo que respecta a la petición de los acusados de intentar suprimir sus confesiones en las cuales aceptan haber cometido los delitos por los cuales se les procesa, el Gobierno tiene pruebas suficientes para demostrar la preponderancia de la evidencia de que los acusados renunciaron de forma inteligente y voluntaria a sus derechos Miranda y con ello a la autoincriminación y que las confesiones se hicieron de forma voluntaria. 


Asimismo, advierte que el gobierno también tiene cómo demostrar que los agentes de la DEA no se involucraron  de manera deliberada en un proceso de interrogatorios de dos pasos  destinado a impedir los derechos Miranda de los acusados. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada