sábado, 10 de septiembre de 2016

No fue la DEA, fue Flores de Freitas quien pagó las prostitutas que sirvieron a los narcotraficantes

Por Maibort Petit
@maibortpetit


La audiencia de supresión de pruebas del caso de Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, celebrada este viernes en la Corte del Distrito Sur de Nueva York dejó al descubierto que fue uno de los sobrinos de Cilia Flores quien pagó las 3 prostitutas que estuvieron con dos narcotraficantes mexicanos durante su estancia en Caracas para negociar un cargamento de 800 kilos de cocaína que enviarían los acusados a los Estados Unidos.

El informante de la DEA CS1 dijo que sostuvo 4 reuniones en Caracas con Campos Flores y Flores de Freitas, ellos los invitaron a la discoteca Trío que había sido propiedad de Campos Flores y al terminar la noche Flores de Freitas los envío al hotel Marriot en un carro con guardaespaldas y además les obsequió 3 prostitutas que pasaron la noche con los dos informantes que ahora son procesados por delitos de narcotráfico en la corte federal de California.

El abogado de Campos Flores acusó el jueves al agente de la DEA que llevó a cabo la operación que resultó con el arresto de los familiares de la pareja presidencial venezolana, Sandalio González, de haber permitido el uso de dinero del gobierno norteamericano para pagar servicios sexuales, cocaína y strepers a los informantes que trabajaron en Caracas ante lo cual el agente confesó no haber sido notificado. No obstante, el viernes el informante que fue cuestionado por la defensa y al que busca restarle credibilidad por haber cometido delitos, confesó ante el juez que nunca había usado el dinero que le pagó la DEA por la operación para pagar las prostitutas ya que las mismas habían sido un regalo ofrecido por Francisco (Franqui Francisco Flores de Freitas) al término de una noche de farra en Caracas.

Asimismo confesó que durante sus viajes a Caracas gozaron de vehículos con chofer y guardaespaldas brindados por Campos Flores y Flores de Freitas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada