lunes, 6 de marzo de 2017

Otro empresario venezolano es vinculado al esquema de sobornos y lavado de dinero de PDVSA

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Un informe en poder de las autoridades federales norteamericanas vincula a un empresario de  doble nacionalidad (estadounidense-venezolana) de nombre Franco Tortolani a la red de corrupción y de sobornos de funcionarios de la Petrolera estatal Pdvsa que se encuentra bajo investigación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

De acuerdo al informe, Tortolani junto a su familia, y al igual que otros empresarios, habría utilizado sus contactos con ejecutivos de Pdvsa para hacerse de contratos millonarios. A través del pago de comisiones, este hombre creó un una red de empresas con presencia en varios países, las cuales le habrían generado ganancias millonarias a través de un esquema fraudulento.

La investigación federal que se sigue sobre el esquema de sobornos y lavado de dinero que supuestamente opera entre varios empresarios venezolanos, poseedores de empresas con jurisdicción en los Estados Unidos, y funcionario de la estatal de Petróleos de Venezuela pone al descubierto un complejo sistema creado para mover dinero evadiendo las normas de licitación venezolanas y violando Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero ("FCPA").

En el sumario de dicho informe se lee que Franco Tortolani pasó en pocos años de ser un trabajador humilde, inclusive taxista, a un millonario proveedor de Pdvsa y poseedor de propiedades en los Estados Unidos y otros países.  

De acuerdo al reporte que sigue las actividades del ahora empresario por más de 5 años, Tortolani estableció sus primero contactos con autoridades de Pdvsa cuando servía como taxista en la ciudad del oriente venezolano Puerto La Cruz. Gracias a las amistades, logró convertirse en un agente de suministros para PDVSA en la Faja Petrolífera del Orinoco con excelentes órdenes de compra que proporcionaban jugosas comisiones en dólares a sus contactos en la petrolera estatal.

En el informe se destaca que Franco Tortolani es presidente de siete empresas que tienen operaciones y oficinas en Estados Unidos, Panamá, Singapur, China, Colombia, Curazao, Barbados y Venezuela. Dichas corporaciones se beneficiaron de la asignación de contratos de compra de equipos adquiridos en el extranjero con grandes sobreprecios, de 300, 500 y hasta el mil por ciento. Para obtener los contratos su benefactor debe pagar cuantiosas comisiones en dólares a los funcionarios de Pdvsa.

Según las averiguaciones Tortolani continúa recibiendo jugosos contratos y además de sobornos, el empresario ha contribuido al financiamiento de campañas electorales de políticos ligados al partido de gobierno en Venezuela. 

El informe destaca las actividades del investigado no se circunscriben únicamente a PDVSA, sino que abarcan a las empresas básicas de Guayana y algunos despachos ministeriales.

De acuerdo a las averiguaciones  el empresario y algunos de sus familiares habrían comprado propiedades en los Estados Unidos  y en Venezuela con los dineros proveniente de la industria criminal. También adquirieron aviones y otros bienes. 

Socios y relacionados

El empresario Franco Tortolani estaría involucrado según las averiguaciones con individuos que ya han sido acusados por la comisión de hechos de corrupción, tanto en Venezuela como en los Estados Unidos, entre quienes figuran otros contratistas, así como funcionarios y exfuncionarios de la industria petrolera venezolana.

La investigación vincula a Tortolani con los empresarios procesados por la justicia norteamericana como Roberto Rincón y  Abraham Shiera, así  como también a otros nombres de funcionarios, algunos de los cuales ya han sido reseñados en expedientes en Venezuela y EEUU entre quienes se  destacan: Owen Manrique; Jesús Guaraco, expresidente de BARIVEN; Nelson Martínez (Citgo-Pdvsa); César Rincón, exdirector de BARIVEN; José Luis Parada, exdirectivo de PDVSA; Ramiro Rodríguez, gerente de Procura BARIVEN; Leída Martínez, supervisor de desarrollos de Proveedores Nacionales; Luis Ghersi, gerente de servicios técnicos; Nervis Villalobos; George Kaboul, expresidente de BARIVEN; Alexis Flores; Carlos Enrique Urbano; Charles Beech; Charles Moreno y Pedro José León Rodríguez. 

También figuran en la lista un individuo llamado Yosmel Espinoza, exgerente BARIVEN en Caracas y Houston; Leonardo Ramón Díaz, E.G, socio Charles Beech; Pietro Micale; Eusevio Zavatti, exgerente servicios técnicos BARIVEN entre otros.

El informe incluye un esquema a través del cual se hicieron transferencias de dinero y pagos de coimas en varios países, incluyendo a los Estados Unidos, resaltando las instituciones bancarias usadas en la red de sobornos y para la compra de propiedades en el estado de la Florida.

Asimismo, aparece una serie de empresas que posee Tortolani y su esposa María Rosa Ramos de Tortolani. La pareja se hizo de un conjunto de empresas en varios países de América y Asia, siendo que la principal de estas compañías en Estados Unidos es “911 Equipment, INC.”, registrada en el estado de la Florida el 9 de junio de 2003. Está ubicada en el 2645 Executive Park Drive, Weston Fl 33331. En ella, Franco Tortolani ocupa la presidencia y María Rosa Ramos de Tortolani se encarga de la vicepresidencia.

“911 Equipment, INC.”, aparece como la empresa principal Franco Tortolani en EEUU, la cual vende equipos y suministros a “Metro Emergencia, C.A.” en Venezuela, también propiedad del empresario y la cual aparece como empresa contratista de Petróleos de Venezuela, C.A.

Posteriormente se encuentra “Fox Capital, LLC”, empresa registrada en Delaware, el 25 de julio de 2013 y también en la Florida, el 26 de diciembre de 2013. Como dirección de esta compañía aparece el 3411 Silverside Road Rodney Building N° 104, Wilmington 19810. La dirección en la Florida es 15970 W. State Road 84 N° 503, Sunrise, Fl 33326.
Entretanto, Alpha Jet 307 LLC figura como propietaria de dos aviones que la familia Tortolani. Una de estas aeronaves es el Astra, siglas N30FT, dice el reporte.

Los Tortolani no figuran como dueños directos del avión, no obstante una nota escrita a mano dice que la nave se identifica con el empresario “con el Tail Number que hace referencia a ellos, a saber, la N da cuenta que es una aeronave norteamericana; el 307 hace alusión al fecha de nacimiento de Franco Tortolani, mientras que FT son las iniciales de su nombre”.

El segundo de los aviones de Alpha Jet 307 LLC es un Beech, siglas (Tail Number) M307MT. Aquí ocurre lo mismo que con el anterior, sólo que las últimas letras MT, aluden al nombre de la esposa de Franco Tortolani, María Tortolani, dice la nota escrita a mano.
Ambas aeronaves permanecen estacionadas en Fontainebleau Aviation. 4200 NW 145th St, Opa-locka, FL 33054, cuyo número telefónico es (305) 685-4646, en el aeropuerto de Opa-locka.
Otra empresa es Global Fox, LLC., registrada en la Florida, por el matrimonio Tortolani el 21 de mayo de 2009. Su dirección es 548 Shotgun Road, Suite 520, Sunrise FL 33325.
Entretanto, la empresa Hidramax, LLC, aparece registrada a nombre de terceras personas en Delaware, el 2 de noviembre de 2011. La dirección es 3511 Silverside Road, Suite 105, Wilmington. No se aclara en el documento la relación exacta de dicha corporación con el empresario y su familia pero dice que hay anexos en el original, al igual que la referencia hecha a la empresa Inequip, C.A. registrada en Barcelona, estado Anzoátegui, Venezuela, a nombre de terceras personas e identificada con el número de RIF J-31681496-3.
La principal de las empresas de Franco Tortolani en Venezuela  Metro Emergencias, C.A., está registrada igualmente en la capital del estado Anzoátegui por él mismo, el 16 de enero de 2002. La dirección de esta compañía es Avenida Principal de Lechería, Centro Empresarial Lechería, piso 1, Oficinas 101, 102 y 103, Sector Las Palmeras, Lechería, Estado Anzoátegui. El número de Registro de Información Fiscal es J-30892258-7. El teléfono en Venezuela es +58 281 2811396 y en EEUU es +1 786 664 4706. También aparece como referencia Carmen Bruzual cuyo número telefónico es +58 414 795 5459. El correo electrónico es metroemergencias@gmail.com, la página web es metroemergencias.com, la cuenta en Facebook es Metro Emergencias Equipos Petroleros, mientras que en Twitter figura como Metro Emergencias.
Se hace mención a otra compañía registrada en Barcelona, el 23 de septiembre de 2007, a nombre de terceros, Centex, C.A., RIF J-294852149, ubicada en la Avenida Principal de Lechería, Edificio Centro Empresarial Lechería, piso 2, oficina 203, Sector Las Palmeras, Lecherías, Estado Anzoátegui.
Colombia

En Colombia, Franco Luis Tortolani Bruzual y María Rosa Ramos de Tortolani, registraron Diamond Mining Group, antiguamente “911 Equipment Sucursal Colombia”. Número de NIT 900.728.325-4, ubicada en la Carrera 7B BIS, N° 126-36, Bogotá DC. En esta empresa Franco Tortolani figura como presidente y María de Tortolani es la vicepresidenta.

En Panamá, las empresas de Franco Tortolani son General Procurement Services, GPS Panamá, Inequip Panamá y Metro Emergencias Panamá. En la nación centroamericana el matrimonio Tortolani se vale de terceras personas para la conformación de sus compañías.
Finalmente, en Singapur, también registrada a nombre de terceras personas, es Worldwide Cable & Steel PTE. LTD.

¿Cómo funciona internacionalmente?

Los Tortolani diseñaron un esquema de funcionamiento para operar sus negocios internacionalmente, a través de una fundación panameña de nombre Arawac Private Foundation y dos empresas de Barbados denominadas Overseas Caribbean Group Limited Ltd. y Smart Realty Ltd.
En el plano nacional, los Tortolani traspasaron cuatro inmuebles (tres oficinas propiedad de Metro Emergencias y un apartamento propiedad de María Tortolani) a dos empresas venezolanas (una para cada inmueble), las cuales están conectadas con la estructura internacional, a través de una de las empresas barbadenses.

Igualmente, se hace referencia a la transferencia del título de propiedad de un apartamento en Puerto La Cruz (Siete Mares) a la empresa Alpha Realty.

El reporte dice que en la estructura internacional ha dejado de figurar Franco Tortolani, al haber sido sustituido como representante legal por su esposa María de Tortolani.

Asimismo refiere a la venta de las tres oficinas de Metro Emergencias a una nueva sociedad mercantil, de nombre Alpha Realty 1520, C.A., cuya propietaria es María Tortolani.

Del mismo modo, se describe una serie de transacciones hechas en los últimos meses, entre las que destaca la venta del 51 por ciento de las acciones de Metro Emergencias a la estructura internacional y 49 por ciento restante a una persona llamada Carmen Bruzual.

Asegura además que se firmó una permuta de acciones en Barbados que permite conectar la estructura internacional con Metro Emergencias.
Residencias en Florida

Tortolani tiene una casa que usa como residencial en Weston( 3425 SaddleBrook Ln, Weston FL 33331) y aparece vinculado a la compra de un apartamento para otra mujer que no es su esposa, María de Los Angeles Díaz Medina. 

Tortolani adquirió a nombre de Díaz Medina una lujosa unidad en la isla de Brickel Key por un monto apróximado de 1.3 millones de dólares ubicado en 900 Brickell Key Blvd. Apt 2305, Miami, FL 33131. De acuerdo a los récords, la propiedad fue comprada en efectivo, es decir sin necesidad de una hipoteca. Al empresario se le relaciona sentimentalmente con la mujer venezolana de 29 años y a quien no se le conoce profesión en los EEUU.

Acá pueden ver la información de la propiedad en cuestión, adquirida por el empresario a nombre de Díaz Medina nacida en diciembre de 1988 en Venezuela. La mujer no tiene residencia legal en los Estados Unidos hasta el momento. 
Díaz Medina puso en venta el apartamento por 1 millón 180 mil dólares el 14 de febrero de 2017, según consta en el siguiente portal.

Escándalo en Anzoátegui

El nombre de Franco Tortolani también se hizo muy sonoro en febrero de 2016, cuando reventó un escándalo a raíz de un suceso que dejó varias personas heridas en la localidad de Guanta, estado Anzoátegui, durante un concierto que ofrecieron en esa ciudad oriental el cantante colombiano Maluma y el puertorriqueño Jerry Rivera.

El alcalde de la ciudad oriental, el oficialista Jhonnathan Marín, dijo que el referido festival musical fue costeado por dos empresarios anzoatiguenses, a quienes agradeció públicamente por su generosidad. 

Tales empresarios son Carlos Enrique Urbano y Franco Tortolani. El primero es presidente Constructora Urbano Fermín, Cuferca C.A., beneficiaria de seis contratos con la alcaldía del municipio Juan Antonio Sotillo (Puerto La Cruz) y dos con la de Guanta entre 2008 y 2009, según puede constatarse en el Registro Nacional de Contratistas, RNC. También PDVSA Gas contrató en dos oportunidades a esta constructora.

De Franco Tortolani ya hemos hecho referencia a sus empresas, por lo que sólo agregaremos que  Metro Emergencias, C.A. ha contratado en tres ocasiones con la gobernación de Anzoátegui y, por lo menos 54, con la empresa mixta Petrocedeño S.A., que opera en la Faja Petrolífera del Orinoco, de acuerdo al portal oficial de Petróleos de Venezuela.

Los diputados del Estado Anzoátegui, Tatiana Montiel, José Brito y Richard Arteaga, informaron que el costo del concierto de Maluma y Jerry Rivera fue de 3 millones de dólares.

Los citados parlamentarios solicitaron por ante la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional, que se investigue el origen de los fondos con que se cubrió tal actividad artística.

Seguiremos informando ....




19 comentarios:

  1. Vaya son unos genios para robarse el tesoro público desangrando a toda una nación en la cual el 80% de sus habitantes pasan hambre por falta de alimentos,mueren de mengua por la falta de medicinas y estos ladrones que se golpean el pecho por la llamada "revolución", viviendo como jeques. No se en donde se van a meter cuando llegue algún día la verdadera justicia allá en Venezuela

    ResponderEliminar
  2. Siiiip...Pero cuando será eso??? Si es que llega a ser!!!! Qué cómo van las cosas, Denuncias diarias, con impunidad toootal...Ya yo pienso que todo es una #UTOPÍA...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la justicia de Dios nadie se escapa. Si estos santitos no justifican de dónde sacaron el dinero de sus tropelías, a Dios no lo van a engañar con mentiras. Él conoce todo sin que nadie se lo cuente, y de la justicia de Dios nadie se escapa. Podrán pasar muchos años, pero a la hora de la muerte, todos debemos responder ante el Creador de todas nuestras acciones aquí en la Tierra. Amanecerá y veremos.

      Eliminar
  3. Tremendo reporte Maibort, felicitaciones.
    La casa que tienen en Weston ubicada en: 3425 Saddlebrook Lane, Weston (veanla en google earth), vale 2.5 millones de dolares. Tiene 5 hab y 6 baños, piscina, acceso a un lago.

    ResponderEliminar
  4. No entiendo porque se le llama empresario.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen trabajo Maibort, como los otros que he podido leer en este blog. Te felicito por ese acucioso esfuerzo y mantener las podredumbres a la vista de todos.

    ResponderEliminar
  6. Carmen Bruzual debe ser la madre de Tortolani, ya que Bruzual es el segundo apellido del ladrón ese

    ResponderEliminar
  7. Cuando llegara la justicia a Venezuela. Cuando pagaran carcel los que han hundido a mi querida VEnezuela

    ResponderEliminar
  8. q descaro, DESPIERTA VENEZUELA hasta cuanto te dejas joder.................

    ResponderEliminar
  9. Verdaderamente que uno ya no sabe cuanta corrupcion todavia queda por descubrir de estos criminales,gracias Maibort por tus trabajos de investigacion tan detallados y precisos y mantenernos siempre informados de lo que acontece en venezuela y fuera de ella.

    ResponderEliminar
  10. Verdaderamente que no se sabe cuanta corrupcion y corruptos quedan por descubrir en este pais y fuera de el,gracias Meibort por mantenernos informados de lo que sucede en venezuela y fuera de ella con tus trabajos precisos y detallados sobre estos temas.

    ResponderEliminar
  11. Es muy difícil para un venezolano poder demostrar la legalidad de tenencia de sumas multimillonaria$, salvo algunas excepciones que son conocidas históricamente; el resto son producto de corrupción.

    ResponderEliminar
  12. Se parece al personaje de Jonathan Jakubowicz en las Aventuras de Juan Planchard, esos desgraciados podran tener todo el dinero (robado) pero no se salvaran de la justicia, siempre caen.

    ResponderEliminar
  13. Sin desperdicio tus investigaciones. Te felicito. Soy una fiel seguidora. Éxitos!

    ResponderEliminar
  14. estos enpresarios corruptos estan ligados con los hijos de fidel castros que estan en vevezuela.

    ResponderEliminar
  15. esos arrastrados despues de ser taxistas, vendedores de jugo, vendedores de loteria de animalitos como pietro, mira a donde llegan producto de la desesperacion de la pobreza, hasta mierda han comido y despeus andan caminando por las calles hasta con guarda espaldas..con miedo que los roben despues que han robado el pais y a todos los venezolanos, cuando sera el dia que les pondran los gancos, cuando sera el dia que la justicia venezolana actue y limpie todo el sistema...

    ResponderEliminar
  16. Como se les continua permitiendo tanto robo, Pueblo de Venezuela es la medicina de sus hijos y nietos, la comida de sus hijos y nietos, los insumos de los hospitales para la atención de sus hijos y nietos, a la calle, mantenerse en la calle en protesta permanente, es la manera de sacar del poder a esta mafia, a estos malandros, no continuen permitiendo más daño.

    ResponderEliminar
  17. De empresario no tiene un carajo. No se ha jodido por nada. Al llamarlo empresario estamos ofendiendo a mucha gente honesta que ha hecho un capital a fuerza de trabajo y dedicación. De ladrón hijo de puta lo tiene todo. Y pensar que la "honorable" familia de la esposa cayó en ese gran charco de mierda. Lo que demuestran es que son basura, escoria. Creen que son muy inteligentes. ¿A esos delincuentes se les puede tener consideración?

    ResponderEliminar