Buscar este blog

lunes, 18 de septiembre de 2017

La larga conducta criminal de los 'narcosobrinos'

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La fiscalía del Distrito Sur de Nueva York entregó a la Corte un informe donde aparecen una serie de chats en los cuales los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas conversaban con terceros, con quienes buscan "cuadrar" negocios ilegales tales como: cobro de coimas, extorsión, asesinatos para cobrar deudas, etc. 
Las comunicaciones forman parte de las evidencias que el gobierno de los EEUU está usando para demostrar que Campo Flores y Flores de Freitas era criminales antes de ser arrestados por la policía antinarcóticos de Haití.

Uso del poder político de su familia para delinquir

El gobierno de los EEUU señala que a comienzos del mes de agosto de 2015, Campo y Flores ​​trabajaron con un núcleo de conspiradores, entre ellos, un hombre al que se ha referido en varias ocasiones como "Pepero", "Ppr" y "Pepe". Los convictos usaron su poder político en Venezuela para enviar grandes cargas de cocaína desde el Aeropuerto Internacional “Simón Bolívar”, en Maiquetía, a otros países.

Según documentos oficiales, los acusados ​​y Pepe trabajaron por primera vez con un grupo de individuos llamados "Mayweather Jr.", "Elio" y "El Samurai", para liberar a un narcotraficante encarcelado en Venezuela llamado Hermágoras González Polanco, a cambio de un pago a los acusados entre aproximadamente uno y dos millones de dólares, y para enviar aviones cargados de cocaína desde Venezuela a narcotraficantes mexicanos conocidos como "taco people" basados ​​en "el sombrero".
Los acusados, Pepe y los miembros de la Organización Sombrero intentaron, pero aparentemente fallaron, utilizar aviones Cessna a hélice y, luego, un avión Gulfstream, para enviar hasta tres toneladas de cocaína desde el aeropuerto de Maiquetía. "Esto no fue un aguijón, y las fuentes confidenciales de la DEA no jugaron ningún papel en estas actividades", dice el fiscal.

Narcotraficantes antes de ser reconocidos por la DEA

Aproximadamente a finales de septiembre de 2015, un venezolano conocido como "Hamudi" presentó a los acusados ​​a un narcotraficante de Honduras llamado, Cesar Orlando Daza Cardona, a / k / a "Flaco", a / k / a "Negrito" k / a "Negrito Nico". Daza, que no actuaba bajo la dirección de la DEA, presentó a los acusados ​​a un narcotraficante y asociado, Carlos Amilcar Leva Cabrera, alias "El Sentado", que sin el conocimiento de los acusados ​​y Daza, estaba intentando cooperar con el Gobierno de los EE. UU. en ese momento.

Entre las evidencias no hay de que El Sentado —ya sea actuando solo o por medio de sus secuaces—, inició el crimen o estableció la participación de los demandados en la conspiración que estaba en movimiento. Daza y El Sentado se reunieron con los acusados ​​en Honduras el 3 de octubre de 2015 y discutieron el envío de cientos de kilogramos de cocaína desde el Aeropuerto de Maiquetía al Aeropuerto Internacional “Juan Manuel Gálvez” en Roatán, localidad del citado país centroamericano. 

Después de la reunión, los acusados ​​y Pepe cambiaron el enfoque de su conspiración de narcotráfico para enviar enormes cantidades de cocaína al aeropuerto de Roatán, que estaba controlado, entre otros, por dos de los coacusados, a saber, Roberto de Jesús Soto García y Carlos González —este último, más tarde, se convirtió en un testigo colaborador—para que CS-1 y su hijo CS-2 pudieran importar las drogas a los Estados Unidos.

Drogas de las FARC
Los acusados ​​negociaron el acuerdo y entregaron una muestra de cocaína a CS-1 y CS-2 durante las reuniones celebradas en Caracas los días 23, 26 y 27 de octubre de 2015. Flores viajó a Honduras el 6 de noviembre de 2015 para negociar los detalles finales del primer envío de 800 kilogramos de drogas que involucró a CS-1 y CS-2, y que Flores acordó en nombre de él y de su primo ​​para enviar a Honduras desde Venezuela el 15 de noviembre de 2015.

La evidencia mostró que los acusados ​​planeaban enviar múltiples cargas de cocaína de varios cientos de kilogramos desde el aeropuerto de Maiquetía para que las drogas pudieran ser importadas a los Estados Unidos. Campo declaró explícitamente, en grabaciones y en comunicaciones electrónicas, que los acusados ​​estaban motivados no sólo por la codicia personal, sino también por su deseo de usar el dinero de la droga para ayudar a financiar la campaña de la primera dama venezolana, Cilia Flores, para obtener una curul en la Asamblea Nacional venezolana.

Los acusados viajaron a Haití para recoger los millones que correspondían al primer envío de drogas desde el aeropuerto de Maiquetía a Honduras y de otros que estaban previsto. En su lugar fueron arrestados y expulsados de Haití. Ambos confesaron sus crímenes cuando fueron interrogados por los agentes de la DEA durante el vuelo que los trasladó desde Puerto Príncipe a Nueva York, donde fueron juzgados y hallados culpables por un jurado.

Conducta adicional relevante a la sentencia

Los teléfonos que poseían los acusados ​​en el momento de su detención en Haití contenían pruebas de conductas delictivas y corrupción adicionales, algunas de las cuales se describen a continuación. El Gobierno notificó a la defensa de estas pruebas durante el descubrimiento, de conformidad con la Regla 404 (b) por carta de fecha 12 de octubre de 2016.

A. La solicitud de Campo de un soborno de 1.5 millones de dólares para recuperar una aeronave de carga de drogas incautada alrededor del 6 de abril de 2015. Un individuo que usó una cuenta de WhatsApp Messenger con el nombre de pantalla "Jonathan Query" ("Jonathan") escribió a Campo sobre una oportunidad de hacer algo de dinero en relación con la recuperación de un avión que había sido incautado por las autoridades antinarcóticos.

Jonathan envió un enlace a un artículo en línea relacionado con el arresto y detención de Juan Carlos Araujo Durán el 30 de marzo de 2015. El artículo indicaba que Araujo Durán, un sargento de la Guardia Nacional Bolivariana y otros 4 hombres, habían sido detenidos en relación con una investigación en curso relacionada con la incautación de aproximadamente 450 kilogramos de cocaína en la República Dominicana, alrededor del 17 de marzo de 2015 , de un jet privado que fue despachado desde Venezuela.

Varias horas después de que Jonathan enviara el artículo, Campo escribió que podía "prepararlo, pero sólo si hablaba directamente con la gente", y ordenó a Jonathan que "inmediatamente les dijera que había que pagar una gran cantidad de dinero y que este tenía que ser pre-pagado antes de tiempo.

Campo también instruyó a Jonathan para "ser claro cuando hablará con ellos  y explicara que están haciendo negocios con un sobrino de alguien…"(haciendo referencia a Cilia Flores).

El 7 de abril de 2015, o alrededor de ese año, Campo escribió a Jonathan: "Me están pidiendo 1,5 millones y hay una manera de sacarlo de allí". Los mensajes intercambiados entre Jonathan y Campo el 13 y 14 de abril sugieren que un asociado de Araujo Durán viajó a reunirse con Campo alrededor de ese tiempo. El 16 de abril, Campo informó a Jonathan que se le había ofrecido "una casa que vale 4 millones", pero la oferta era "pura mierda". Las comunicaciones subsecuentes indican que Araujo Durán no pagó el soborno a Campo.

B. La petición de los demandados de sobornos de deudores de PDVSA

Durante su declaración posterior a la detención, Campo informó a la DEA que su primo, Carlos Erick Malpica-Flores, había rechazado un acuerdo propuesto en el cual Campo buscaría recoger "comisiones", es decir, sobornos, de los deudores del petróleo estatal venezolano Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), a cambio de colaborar con Malpica-Flores para que PDVSA aprobara e hiciera pagos de ciertas deudas. Las comunicaciones incautadas de los teléfonos de los acusados ​​corroboran la declaración de Campo e indican que los acusados, ​​de hecho, persiguieron tal esquema.

El 6 de junio de 2015 aproximadamente, Flores envió a Campo una fotografía de un documento e intercambiaron las siguientes comunicaciones:

Flores: Esta es la empresa que tiene la deuda con pdvsa
Campo: ¿Cuánto es lo que deben?
Flores: Como 38 millones
Campo: ¿De quién es ese?
Flores: Es el tipo de fonseca
Campo: Un mm ok

Flores: Que el tipo va de viaje esta semana y quiere que le digamos algo para finalizarlo todo ahora

En o alrededor del 30 de julio de 2015, Jonathan informó a Campo que estaba en comunicación con una persona que buscaba cobrar deudas de PDVSA.
Campo respondió: "si es Pdvsa recuerda que mi primo está en el tablero, que él es el tesorero. . . . Asi que eso significa que trabajaré de cualquier manera para nosotros.".

El 8 de agosto de 2015, Campo comunicó a Jonathan que él "habló con el tipo" y que, a cambio de un "avance" de $ 2 millones -es decir, un soborno inicial- y un soborno adicional en un total de 8 % de la deuda, PDVSA pagaría el resto de la deuda en una serie de cuotas.

El 9 de agosto, Campo le explicó a Jonathan "la idea es que ese [$ 2 millones de soborno] sea pagado y establecer una reunión con Erick por ahora.

Después de que los deudores comunicaron a Jonathan que no podían pagar el soborno inicial, Campo respondió a Jonathan el 12 de agosto: "De ninguna manera hermano.. no hay vida sin pagar que los 2 millones de dólares… Eso es una pérdida de tiempo… Recuerda que te dije que jugaba sucio y que el tipo es serio, pero si no le pagas no va a empezar a trabajar.

Campo reiteró al día siguiente: "Están tratando con los únicos que pueden resolver" la deuda, y "no hay nadie más alto que Erick". Campo también dijo a Jonathan: "Estoy en medio de todo y el que ejecuta allí es Carlos Erick (Malpica Flores)… Que es mi primo hermano… Él es actualmente la máxima autoridad allí… Porque él es un Flores.

El 16 de agosto, Jonathan informó que los deudores no estaban dispuestos a pagar el soborno.

C. La participación de los demandados en los esfuerzos de cobranza de deudas violentas relacionadas con un acuerdo previo de fraude en materia de drogas.

Durante una reunión de octubre de 2015 en Caracas, Campo dijo a CS-1 y CS-2 sobre al menos una transacción fallida de drogas en la que los acusados ​​habían participado.

Campo explicó que él "consiguió una mala hora una vez" de alguien que le dijo él podría proporcionar "'Cosas muy sólidas, lo mejor que puedes conseguir'". Los mensajes de texto de los acusados ​​demuestran que estaban trabajando con otros para cobrar una deuda relacionada con un fracasado acuerdo de drogas ya en junio de 2015.

El 16 de junio de 2015, Flores y Campo intercambiaron mensajes sobre contactar a un "comisionado de policía" en relación con una reunión de narcotraficantes relacionada con una deuda pendiente. Campo señaló que uno de los traficantes había amenazado con que "estaban pagando un contrato de homicidio por ellos" y "había enviado a sus perros". Flores respondió que "tenía envidia" cuando la amenaza fue transmitida, y Campo dijo que los "rostros" de los deudores eran "graciosos" cuando "él le dijo eso". Campo criticó a otro participante en la reunión por haber "dejado que sus emociones asumieran el control", amenazando con que "incluso 5 años más tarde, todavía lo cortaremos".

El 20 de junio, Flores envió a Campo fotografías de una cabeza humana cortada de un hombre y el tronco desmembrado. Flores también envió una fotografía de dos hombres y una mujer (todos vivos en el momento de la foto), y un intercambio de mensajes en el que le dijo a un asociado que Campo "quiere hablar para que no se metan con la niña" y el asociado accedió a "verse más tarde".

Campo respondió a Flores: "No me lo mande… Dígale que hablaré en persona y que si él no puede hacer nada para hablar con nosotros francamente y que yo me ocuparé de eso a través de otro lugar, pero no voy a dejarla morir así por ninguna razón". Al día siguiente, Flores envió a Campo mensajes de un asociado que escribió: "Ellos ya asesinaron a un tipo que sospechaban que también había contado sobre él. También lo cortaron [.].

El 30 de junio de 2015, aproximadamente, un individuo que usaba una cuenta de BlackBerry Messenger con el nombre de pantalla "Peter pan & campanita", preguntó a Campo si podían reunirse en persona. Campo respondió que Flores asistiría a la reunión e instruyó a Pedro: "no hablar de algo por teléfono… Absolutamente nada… Tenga cuidado con lo que habla sobre los teléfonos."

El 21 de julio de 2015, Campo escribió a Pedro: "El tipo que hicieron hizo las cosas más complicadas."
Campo elaboró ​​entonces: Tuve un gran problema con mi tío Vladimir, que es el Inspector General del CICPC.  Ellos sacaron a Daniel del caso y ahora Daniel está en problemas también, incluso el director de CICPC, José Gregorio Sierra Alta oyó hablar de él y se reunió con Daniel y mi tío y la mierda golpeó al abanico. Aunque les dije que no hicieran mierda ahora. Ahora mi tío quiere follar a todo el mundo que tiene algo que ver con eso, el tipo que maneja las cosas en el DIM  lo llamó, es un espectáculo de mierda ahora, y tengo la casa está en llamas y les dije no hacer eso.

Campo le dice a su interlocutor que está poniendo presión para evitar que las cosas empeoren, “pero el tipo que está consiguiendo Frank y yo es un tonto en problemas.. sólo nos dejó saber después que hizo las cosas. Ahora todo el mundo está hablando de nosotros y tú haces las cosas sin consultarnos y así no es cómo funciona, amigo, si ese fuera el caso, deberías haber hecho las cosas a tu manera y no involucrarnos. Amigo, estoy avanzando con todo, pero usted está metiendo a mi familia en problemas, estoy en muy malos términos con mi tío Vladimir ahora mismo y él tiene el caso ahora, todo lo relacionado con la granada, los rifles y la última cosa que pasó. Sólo sé que no puedo hacer nada más por ti, y no digas que no te advertí”.

Pedro respondió: Darn buddy es raro lo que me estás diciendo, esto porque después de que arrancamos la bomba nos dijiste que no pusiéramos en marcha más bombas y comenzáramos a matar y sabes que el dinero no es solo de nosotros cuatro, que el dinero tiene muchos dueños y de hecho somos los que hemos dejado muchas cosas y aún más estamos super quebrados y queremos recoger ese dinero y lo sabes.
Campo dijo entonces: Ningún tipo después de la gasolinera. Te dije que tomaras dos más abajo porque no podían morir ahora. Te dije antes de encender la bomba que esos tipos tenían que ser asesinados Te dije después -cuando la cosa en la gasolinera en Las Mercedes pasó- que no deberías hacer nada a esos chicos, ahora mismo no deberías hacerlo.

Te dije claramente que no pueden morir por ahora. No ahora, al menos espera un poco para que las cosas se calmen, pero ahora no porque el hecho está siendo investigado y es el DIM y esto atraería más atención, vamos a esperar un poco.

Peter entonces indicó que: "aquí no tomamos decisiones por nuestra cuenta", elaborando:

Recuerda lo complicado que es este negocio, solo fuimos a pedirte ayuda al final porque recuerdas que el plan inicial era hablar con Fernando para que pagara a mi hermano... todo el mundo aquí está quebrado y harto y me imagino que están enojados también todos  los que quieren conseguir su dinero.

Campo respondió, en parte: Entiendo que estés molesto, pero eso no es una excusa para tomar decisiones apresuradas porque cosas como ésta están obligadas a suceder ahora que el tipo está muerto, la familia está lanzando acusaciones y el tipo -cuyo nombre le envié es infierno doblado- colocó la denuncia en un momento, con la esperanza que no llegue a la fiscalía.

Peter continuó: Sí amigo. Yo entiendo pero sabes que este negocio es todo sobre honrar la palabra de uno y sabes cómo los colombianos recolectan su debido amigo de otra manera me dicen cómo se puede recoger algo de todos modos el tipo que murió fue un peligro para nosotros y para usted porque él pidió demasiados preguntas y era demasiado idiota.

Campo respondió: "pero este no fue el momento porque dijo un montón de cosas y ahora el tipo que te envié corre la boca por todo el lugar. . . . Debería haber esperado. .

Peter respondió: "Ningún tipo, no estoy preguntando por Efraín, confiamos en tu hermano [.]".

En comunicaciones separadas transmitidas a través de WhatsApp Messenger, Campo envió a Flores sustancialmente todo este intercambio con Peter, y Flores proporcionó información sobre lo que Campo debería escribir a Peter.

Posteriormente, el 31 de agosto de 2015, Campo hizo referencia al fracasado acuerdo de drogas que llevó a esta deuda de drogas en comunicaciones con Pepe. "La última vez que nos dejaron colgando y tuvimos que pagar un poco de dinero para que me entendieran las chuletas de cerdo, este era tu amigo Juan Carlos".

Refiriéndose a  González Polanco, Campo explicó que "el que está encerrado ha cortado a algunas personas para nosotros y al final fue sólo una tontería".

Al día siguiente, Campo le preguntó a Pepe por "el nombre del tipo encerrado", y Pepe respondió "Hermágoras González", es decir, Polanco, narcotraficante encarcelado involucrado en las negociaciones de los acusados ​​con la Organización Sombrero.


























11 comentarios:

  1. Muy bueno el artículo Lic.Petit,siempre leo sus artículos y la sigo en la web.Felicitaciones por su gran investigación en este caso grave y de gran vergüenza nacional. Único en la historia de nuestro país.quisiera preguntarle para cuando es la sentencia, después de esta nueva suspensión.

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones Lic. ojala Dios quiera se haga justicia. Dios me la bendiga.

    ResponderEliminar
  3. Por Dios pero cuando sentencian ???? Porque se tardan tanto??!!

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones, Lic. Petit, excelente artículo,

    ResponderEliminar
  5. Excelente investigación. Ojalá la sentencia sea firme para estos delincuentes.

    ResponderEliminar
  6. EL INFIERNO DEL DANTE ES UNA COMIQUITA AL LADO DE ESTO.

    ResponderEliminar
  7. Estos son una muestra del "Hombre nuevo" del que tanto hablaba el cadáver eterno.

    ResponderEliminar
  8. Excelente!!! Una PROFESIONAL en todo el sentido de la palabra, felicitaciones y éxitos!!

    ResponderEliminar