Buscar este blog

jueves, 16 de noviembre de 2017

Juez declara nulo el juicio por corrupción del senador demócrata Bob Menéndez en Nueva Jersey

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Un duro golpe le propinó el juez de Distrito William Walls al Departamento de Justicia de los Estados Unidos, cuando declaró nulo el juicio contra el senador demócrata Bob Menéndez, argumentando una nota del jurado que informaba que los miembros no habían logrado ponerse de acuerdo sobre los 18 cargos de corrupción por los cuales estaba siendo juzgado el político de origen cubano.
El caso de Menéndez constituía el primer enjuiciamiento de un senador estadounidense en casi una década en los Estados Unidos. Los fiscales federales habían trabajado por más de 5 años, tiempo en el cual recaudaron un enorme caudal de evidencias que según los abogados gubernamentales demuestran -más allá de la duda razonable- que el funcionario público había recibido sobornos a cambio de favores políticos.

El juez Walls declaró nulo el juicio tras la lectura de una nota del jurado donde informaban que estaban estancados en los 18 cargos del caso, incluidos sobornos, fraudes y declaraciones falsas. Era la segunda vez esta semana que los miembros del jurado habían indicado que no pudieron llegar a un veredicto unánime.

El resultado de esta trama tiene resultados negativos para el sistema judicial de los Estados Unidos porque la decisión del juez debilita peligrosamente la capacidad de los fiscales federales para juzgar a los funcionarios públicos acusados de corrupción, dijo John Seale, politólogo experto en Gobierno y Estado.

Igualmente la decisión del juez permitirá que el partido demócrata pueda seguir manteniendo el escaño ocupado por Menéndez. Las elecciones de mitad de período se realizarán en 2018. 

De acuerdo a los documentos de la corte, Menéndez, fue acusado en 2015 de participar en un esquema de corrupción que incluyó la aceptación de una serie de regalos suntuosos de Salomón Melgen, un médico oftalmólogo adinerado de West Palm Beach, Florida, quien también fue juzgado y declarado culpable en un juicio por separado donde enfrentó 67 cargos por fraude a Medicare. Entre los cargos de Menéndez destaca el hecho de haber usado su influencia para ejercer presión sobre los funcionarios en Washington en nombre de su amigo, el médico Melgen.

El juicio contra Menéndez duró 11 semanas. Durante las presentaciones hechas  frente al juez los fiscales  mostraron evidencias al jurado que mostraban que el acusado recibió viajes en avión gratis, una estadía en un hotel de cinco estrellas en París y viajes a un centro vacacional en la República Dominicana por parte del médico Melgen.

Meléndez también recibió $ 771,500 en cheques por parte de Melgen para pagar los abogados que lo defendieron en este caso, además de fondos para varios comités políticos.

Menéndez no declaró los obsequios en los formularios de divulgación hasta que los informes de noticias en 2013 hicieron públicos los viajes.

A cambio de esos regalos, los fiscales argumentaron que Menéndez ayudó a Melgen a obtener visas para sus novias extranjeras, ayudó a Melgen con un problema de facturación de Medicare e intervino en una disputa contractual que Melgen tenía en la República Dominicana.

Los abogados defensores de Menéndez argumentaron que Melgen era simplemente un amigo que se comportó generosamente con alguien con quien había conocido y compartido las vacaciones durante años.

De acuerdo a la Defensa, la conducta de Menéndez estaba dentro del ámbito de su actividad rutinaria como senador razón por la cual  que no constituía "actos oficiales" tal como lo define la ley federal de soborno.

Según el politólogo Seale cree que el caso de Menéndez plantea una discusión sobre lo que significa la aplicación de la ley a funcionarios públicos.  "Es una prueba del significado de la ley y un resultado de las decisiones tomadas por la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos en el a;o 2016 cuando anuló la condena de un tribunal inferior por corrupción contra el ex gobernador de Virginia Robert McDonnell".

Seale recuerda que la Corte Suprema, al dictaminar que aunque McDonnell había organizado reuniones para uno de sus benefactores, no tomó ninguna decisión oficial en nombre de esa persona.

La Corte Suprema de Justicia basó su decisión sobre  el caso McDonnell al hecho que el juez en ese juicio le había dado a los miembros del jurado una definición demasiado amplia de lo que constituía un "acto oficial". Gracias a la nueva definición los tribunales norteamericanos han anulado varios otros casos de corrupción.

El caso de Menéndez constituye el primero de un senador en funciones juzgado.  En 2008, el senador republicano por Alaska Ted Stevens, fue condenado  por ocultar $ 250,000 en regalos. Aunque su condena finalmente fue descartada, Stevens perdió su intento de reelección.

La decisión del juez Walls causó una hola de opiniones divididas en el país. El sala del tribunal de Nueva Jersey el magistrado aclaró que los jurados luego de seis días de deliberaciones, incluyendo una demora por el reemplazo de uno de ellos. 

Se conoció que 10 de los 12 miembros votaron por declarar inocente al senador y dos lo consideraban culpable. Hasta ahora los fiscales federales no han informado si intentarán regresar el caso al tribunal para tratar de enjuiciar a Menéndez. 


Menéndez cree que lo ocurrido es obra de Dios

En sus declaraciones a los medios Menéndez aseguró que lo ocurrido es obra de Dios, y que agradecía a todos aquellos que lo habían apoyado y que creyeron en su inocencia.

Criticó duramente al gobierno de los Estados Unidos por haber intentado enjuiciar a un hombre honesto, y dijo que algunos miembros del Buró de Investigaciones Científicas (FBI) y autoridades del estado de Nueva Jersey no pueden aceptar que un hombre latino de Union City  sea un senador de Estados Unidos y sea honesto, refiriéndose así mismo.

Menéndez ha logrado mantenerse en el Senado por dos períodos y hasta ahora no ha dado a conocer si buscará otro mandato el próximo año.  No obstante, el político ha recaudando dinero durante la larga investigación criminal, y no renunció a sus deberes durante el juicio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario