sábado, 24 de febrero de 2018

Así se despidió Jesús Figueroa, preso por corrupción en Petrocedeño, cuando lo destituyeron de la presidencia de PDVSA Servicios

Jesús Figueroa presidente de Petrocedeño se encuentra privado de libertad por el caso de corrupción en esa empresa mixta. Estuvo "preso"por corto tiempo por el caso del llamado " buque fantasma" por el fiscal designado por la ilegítima Asamblea Nación Constituyente, Tarek William Saab. Un documento permite entender cómo era su comportamiento al inicio de las operaciones de PDVSA Servicios.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

A la cabeza de la primera junta directiva de la recientemente constituida filial de Petróleos de Venezuela, S.A., —diciembre de 2007— Jesús Figueroa se encargó de dar forma a la que a partir de entonces tendría como objetivo “suministrar servicios especializados en los negocios petroleros de exploración y producción” de la empresa. Poco le duró el nombramiento, pues luego de transcurrido algo más de un año, lo removieron para encargar del negocio a José Luis Parada. A través de un correo electrónico remitido a un grueso número de personas, Figueroa se despidió de sus compañeros y aquí lo damos a conocer.


El 27 de diciembre de 2007 se formalizó ante el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Distrito Capital y del estado Bolivariano de Miranda a cargo de Benigno Antonio López, la inscripción del Registro de Comercio y Estatutos de la filial de Petróleos de Venezuela, S.A., PDVSA Servicios, S.A., el cual quedó asentado bajo en N° 29, Tomo 265-A-Sdo y con el número de expediente 689260.

Esta empresa filial se creó con el objetivo general de “suministrar servicios especializados en los negocios petroleros de exploración y producción, tales como: operación y mantenimiento de taladros, registros eléctricos, sísmica, fluidos de perforación, cementación y estimulación, además de otros servicios conexos, dirigidos a empresas nacionales e internacionales del sector, con altos estándares de calidad, seguridad, cultura ambiental, competitividad, sustentabilidad e innovación, para promover la consolidación de la soberanía tecnológica”, según describe a esta empresa la estatal petrolera en su informe de gestión anual 2011.

Los estatutos de esta empresa refieren en su Cláusula Primera que “La Sociedad se denominará PDVSA SERVICIOS, S.A., girará bajo la forma de una sociedad anónima, tendrá como domicilio la Ciudad de Caracas, y una duración de cincuenta (50) años, contada a partir de la fecha de inscripción del presente Documento Constitutivo-Estatutos en el Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Distrito Capital y Estado Miranda. La Sociedad podrá establecer filiales, sucursales, agencias u oficinas en otros lugares de la República o del exterior”.

En el documento, además de registrar el objetivo, estructura, capital, funcionamiento de la filial, entre otros aspectos, también se define su forma de gobierno y órgano de administración, el cual será la junta directiva de la sociedad (cláusula décima cuarta) y estará integrada por cinco miembros principales y los suplentes que se considere conveniente designar, indicándose además que uno de dichos miembros principales será el Presidente y el resto, cuatro Directores (clausula décima quinta). Estos miembros de la directiva serán de libre elección y remoción por la Asamblea y permanecerán en sus cargos, mientras no sean sustituidos por las personas designadas al efecto y tomen posesión de los respectivos cargos (cláusula décima sexta).

La cláusula vigésima hace referencia a los deberes y atribuciones que tendrá la Junta Directiva, entre los cuales señala: 1) ordenar la convocatoria de la asamblea; 2) planificar y desarrollar las actividades de la sociedad, de conformidad con los lineamientos aprobados por la asamblea; 3) presentar a la Asamblea Ordinaria que ha de celebrarse durante el tercer trimestre de cada año, el proyecto de presupuesto anual de ingresos y de gastos y el programa propuesto de inversiones, con el respectivo informe sobre el plan de operaciones de la Sociedad, que se recomienda ejecutar durante el ejercicio económico siguiente; 4) presentar a la Asamblea Ordinaria que ha de celebrarse en el primer trimestre de cada año, el informe anual sobre sus operaciones y el balance y el estado da ganancias y pérdidas del ejercicio anterior; 5) proponer a la Asamblea el apartado correspondiente a la reserva legal y los demás que se considere necesario o conveniente establecer; 6) proponer a la Asamblea la distribución de utilidades y el pago de bonificaciones, si fuere el caso; 7) dictar los reglamentos de organización interna; 8) autorizar la celebración de los contratos; 9) proponer a la Asamblea la creación, fusión o disolución de sociedades o entes filiales; 10) establecer y clausurar sucursales, agencias, representaciones en el país o el exterior; 11) nombrar y remover el personal de la Sociedad con arreglo a los reglamentos de organización interna, asignándoles sus cargos, atribuciones y remuneraciones; 12) acordar la apertura y cierre de cuentas bancarias, designar a las personas que firmarán los contratos, cheques, pagarés, letras de cambio y demás efectos de comercio y títulos de crédito que emita la Sociedad; 13) decidir sobre la adquisición de bienes muebles; 14) elegir fuera de su seno, y remover libremente al Secretario de la Asamblea y de la Junta Directiva y su Suplente, si se considerare conveniente; 15) delegar el ejercicio de una o varias de sus atribuciones en uno o más miembros de la Junta Directiva o en otros funcionarios o Comités de la Sociedad; 16) cualesquiera otras que le señale la Ley o la Asamblea.

En esa ocasión, quedó dispuesto en la cláusula trigésima sexta, la constitución que tendría la primera junta directiva de PDVSA Servicios, S.A., la cual quedó conformada de la siguiente manera: como presidente, Jesús Figueroa, venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad número 8.306.514. Como directores: Carlos Valles, venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad número 4.166.379; José Flores, venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad número 4.706.910; Jaime Ciscar, venezolano, mayor de edad, titular de !a cédula de identidad número 6.011.685 y Elías Roa, venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad número 6.107.454.

Así rigió hasta un poco más de un año, cuando el 2 de febrero de 2009, la Asamblea de Accionistas de PDVSA Servicios S.A., en la cual actuó como presidente de PDVSA, Rafael Ramírez Carreño y como secretario de PDVSA Servicios, Rafael Rodríguez Sánchez, y se tomó la decisión sobre el que fue el punto único a tratar de la reunión, a saber, la sustitución de Jesús Figueroa como presidente de la Sociedad, así como de los directores Carlos Valles, José Flores y Manuel González. Figueroa pasó a formar parte del staff de directores. Al mismo tiempo, se dio nombramiento a la nueva junta directiva, quedando a la cabeza de la empresa José Luis Parada, quien se mantuvo en el ese cargo hasta el 15 de marzo de 2010 cuando fue destituido y sustituido por Romer Antonio Valdez Prieto.

Más adelante, el 23 de septiembre de 2010, como ya lo hemos dado a conocer en otras entregas, se designó una nueva junta directiva de PSVSA Servicios S.A., y quedó Eulogio Del Pino como presidente, mientras como directores se designó a Ricardo Coronado, Orlando Chacín, Víctor E. Aular y José Luis Parada. Como secretario actuó Rubén Darío Bolívar Carrasquel.

Como se rumoró en los pasillos de la petrolera, José Luis Parada fue quien recomendó a Rafael Ramírez —para entonces presidente de PDVSA y ministro de Energía y Petróleo— la destitución de Jesús Figueroa de la presidencia de PDVSA Servicios para que le fuera otorgada a su persona. A partir de ese momento, se dice, comenzaron los problemas en la filial que hasta entonces había vendo operando satisfactoriamente.

La despedida

En primer lugar, Jesús Figueroa hace mención a que su remoción se constituyó como primera transformación experimentada por la recién creada filial de PDVSA.

Figueroa hace un recuento cronológico de las actividades que tuvieron lugar en la industria petrolera a partir del mes de diciembre de 2002 cuanto tuvo lugar el paro petrolero durante la presidencia de Hugo Chávez y en su misiva refiere que para entonces se desempeñaba como Líder de VCD de Proyectos de perforación en la Gerencia de Visualización, Conceptualización y Definición de Proyectos de Perforación y Rehabilitación de pozos del Norte de Monagas, ubicada en PDVSA Guaraguao, Puerto la Cruz. 

Narra que en virtud de que el  Gerente de VCD para la fecha se incorporó al paro petrolero, la  Gerencia General de Oriente de ese momento tomó la decisión de eliminar dicha Gerencia de VCD, razón por la cual él fue trasladado a ciudad de Maturín con un equipo de 15 personas que conformaban el departamento. En la capital del estado Monagas le correspondió apoyar a la Gerencia de Exploración y Producción en los trabajos de levantamiento de la producción del Área Norte de dicha entidad (Maturín y Punta de Mata).

Ya en febrero de  2003, Figueroa cuenta que fue enviado a tomar el control en la superintendencia de Operaciones de Perforación de Punta de Mata hasta lograr la completa normalización de las actividades operacionales y Administrativa, una labor que llevó a cabo hasta septiembre de 2003, fecha en que fue convocado a una reunión por la gerencia del Distrito Sur (San Tomé-Morichal) donde le ofrecieron encargarse de la Gerencia de Perforación del referido Distrito Sur. Figueroa asumió la nueva responsabilidad “con gallardía”, dice, en razón de la crítica situación que atravesaba San Tomé, una localidad que “sufrió de manera más acentuada la embestida del paro en comparación con Punta de Mata y Maturín, por el sistema de producción de Bombeo Eléctrico-Mecánico que manejaba”.

Continúa diciendo que para enero de 2004 la junta directiva lo designó gerente de Distrito Sur (San Tomé-Morichal), cargo que ejerció de manera no duda en cataloga de “excelente”, dada la calidad del equipo de gerentes que lo acompañó en su trabajo ye que permitió “por primera vez” superar las previsiones de producción en dicha localidad (San Tomé). En esa posición se mantuvo hasta julio de 2005, fecha en que fue nombrado Subgerente de Operaciones de la División  Oriente, posición que ejerció hasta enero de 2006, momento en el que le encomiendan la Gerencia General de la División Centro Sur, Barinas-Apure.

En este último puesto, Jesús Figueroa refiere que le tocó consolidar los distritos Barinas y Apure, dándoles autonomía y potenciándolos, pues para entonces las actividades se concentraban en las divisiones y los distritos no tenían presupuestos asignados. “Se creó la Gerencia de Estimación de Costo y la de Tecnología que no existían”.

—Estando en Barinas, el 2 de agosto recibí la llamada del ministro y presidente Rafael Ramírez, quien me informó que se estaba creando una nueva filial de servicios petroleros y que de acuerdo a mi trayectoria había sido seleccionado para que ocupara la presidencia de la filial y consolidara la estructura organizacional de PDVSA Servicios y que, adicional a esta actividad, debía mantenerme con la responsabilidad de la División Centro Sur.

Para noviembre de 2007, narra que asistió a una reunión en Caracas con el Comité Ejecutivo de PDVSA, en la cual se le participó que se requería acelerar y potenciar la nueva filial, por lo que era necesario que se dedicara exclusivamente a la consolidación de PDVSA Servicios. “Inmediatamente me traslade a Caracas y, con un equipo de tres personas, nos instalamos en  un espacio muy reducido que nos prestó la dirección de producción”.

Cuenta que con dicho equipo se dedicó a trabajar por largas horas en el diseño y conformación de la filial, a partir de una visualización que se tenía de la misma para ese momento, “sin delegación financiera ya que había entregado el cargo de la Gerencia General de Centro Sur”, la cual se había encargado hasta ese entonces de apoyar la gestión de PDVSA Servicios con las aprobaciones de pasajes, la logística de movilización y afines.

“En diciembre del 2007 me designaron oficialmente como presidente de PDVSA Servicios junto a cuatro directores. Esto fue una gran alegría ya que comenzamos a crecer como organización y me dieron una delegación provisional como Gerente de Producción Sur, enlazada a la División Centro Sur. Esto fue una gran victoria ya que habíamos crecido en fuerza laboral, ahora éramos siete (07) trabajadores”.

A partir de ese momento —prosigue su narrativa Figueroa— comenzaron a integrar el equipo estratégico de la filial se dedicaron a la “tarea titánica” que conlleva la creación de una empresa filial de Petróleos de Venezuela. Refiere que para ese momento, PDVSA Industrial alquiló un local en el piso 16 del Centro Empresarial “Sabana Grande” y les prestó varias oficinas que les permitieron dejar atrás el hacinamiento con que venían trabajando hasta esa fecha.

—En paralelo a este acontecimiento y después de varias búsquedas, conseguimos alquilar el Edificio Bermada, donde nos encontramos actualmente, lo cual permitió consolidar y fortalecernos aún más como filial. Con estos espacios solicité formalmente en febrero a la Dirección de Exploración y Producción, la transferencia de las actividades inherentes a Construcción y Mantenimientos de Pozos, ya que estábamos preparados para manejar y controlar los procesos, puesto que teníamos parte del personal y de las instalaciones.

Para julio de 2008, se transfiere a PDVSA Servicios la responsabilidad de todas las actividades de perforación, rehabilitación y servicios a pozos, pero no les transfirieron todo el personal asociado a las actividades de apoyo y soporte. “Sin embargo, con esa debilidad logramos normalizar los procesos críticos de contratación e impulsar positivamente la consolidación de PDVSA Servicios, la cual, hoy por hoy, esta operativa y en capacidad de afrontar todos los retos que hemos planificado y cualquier otro que la corporación juzgue que a bien manejemos”.

En la misiva a sus compañeros, Figueroa dice sentirse “orgulloso de la contribución que he dado a esta Nueva PDVSA y por consecuencia a la Patria”. Agradece a las personas que lo acompañaron en la creación de la filial PDVSA Servicios. “Como profesional y como compañero de trabajo agradezco a cada uno de ustedes su contribución y aporte con ese granito de arena para que las metas se hayan cumplido. De más está decirles que pueden seguir contando con este humilde servidor desde la trinchera donde me encuentre e indicarles que esto no es una despedida, esto es un hasta luego y será Dios quien se encargará de definir el tiempo y el lugar donde estaré”.

Jesús Figueroa les informa a sus compañeros que a su salida de la presidencia de PDVSA Servicios pasará a ser miembro del Directorio de Operadora Napo, empresa Mixta entre Petroecuador y PDVSA y también como director de PDVSA Servicios. “En tal sentido, los invito a continuar trabajando con el profesionalismo, con la mística y la ética que los ha caracterizado hasta ahora y a luchar por la continuidad de lo que hemos logrado y que no debemos, por ninguna razón, dejar que se derrumbe”.

Citó a Fabricio Ojeda en su definición de la revolución, la cual “no es bochinche”, sino “doctrina y fe; esperanza y convicción; justicia y derecho. Lo demás es conformismo que no se compadece con las aspiraciones generales del pueblo, sometido a vivir en condiciones realmente insostenibles por injusticias inhumanas. Cuba ha demostrado su camino. Venezuela, su hermana en la angustia y el dolor del pueblo, habrá de conseguir el suyo. Cuba y Venezuela contribuirán a hacer más vivo el despertar de nuestros pueblos oprimidos en sus anhelos colectivos de liberación y de justicia, y en la lucha decisiva contra la dominación imperialista, la explotación feudal y la opresión oligárquica”.

Finalmente, Jesús Figueroa instó a sus compañeros a no olvidar mantenerse aferrados a los principios de honestidad, transparencia, participación, eficiencia, eficacia, legalidad”, al tiempo que los llamó a “rendir cuentas con responsabilidad, tal como lo hemos hecho hasta ahora”. 

4 comentarios:

  1. Yo vi a Figueroa en Quito, donde operadora NaPO tenía dós taladros de perforación. Los ecuatorianos odiaban al personal de PDVSA, y los de PDVSA se la daban de saber mucho aunque eran patéticos. Me dio la impresión que PDVSA perdía plata pero Correa y Chávez ya habían hecho el acuerdo, que parecía diseñado para regalarle plata venezolana a Ecuador.

    ResponderEliminar
  2. Pobre iluso y miserable ese tipo, la ideología ha destruido nuestro país. Usado y desechado como papel sanitario

    ResponderEliminar
  3. Pobre iluso y miserable ese tipo, la ideología ha destruido nuestro país. Usado y desechado como papel sanitario

    ResponderEliminar
  4. Hola

    ¿Por que en ninguna investigación figura el General Dester Rodríguez?

    El entró calladito al Ministerio de Educación en 1999, de ahí a PDVSA, Gobernación de Barinas, Palmaven, Aceites Diana y pare usted de contar.

    Ha hecho mucho dinero, en el camino cambió de esposa, de domicilio y de nivel socioeconómico.

    ResponderEliminar