Buscar este blog

martes, 13 de febrero de 2018

Exfuncionarios de PDVSA que participaron en esquema de corrupción fueron investigados por más de 5 años

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Luego de más de 5 años de investigación, la fiscalía del Distrito Sur de Texas acusó formalmente a cinco exfuncionarios del gobierno venezolano de haber participado en un plan internacional de lavado de dinero que involucraba el pago de coimas para asegurar de forma corrupta los contratos de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA). Dos de los cinco acusados ​​también están acusados ​​de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).

Según el comunicado de la fiscalía, cuatro de los acusados: Luis Carlos De León Pérez (De León), 41; Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas (Villalobos), 50; César David Rincón Godoy (César Rincón), 50; y Rafael Ernesto Reiter Muñoz (Reiter), de 39 años, fueron detenidos en España en octubre de 2017 por las autoridades españolas con órdenes de arresto basadas en una acusación de 20 cargos presentada en el Distrito Sur de Texas el 23 de agosto de 2017. 

César Rincón fue extraditado de España el 9 de febrero e hizo su comparecencia inicial ante el Juez, MJ Stephen Smith, del Distrito Sur de Texas este lunes 12 de febrero. Por su parte, De León, Villalobos y Reiter permanecen bajo custodia española en espera de su extradición. Un quinto acusado, Alejandro Istúriz Chiesa (Isturiz), de 33 años, sigue prófugo de la justicia. Los cinco acusados ​​son ciudadanos venezolanos; De León también es ciudadano de los EE. UU.

El comunicado oficial de las autoridades norteamericanas dice que De León, Villalobos, Reiter e Isturiz están acusados ​​de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero. César Rincón está acusado de dos cargos de conspiración para cometer lavado de dinero. Cada uno de los acusados ​​está acusado de uno o más cargos de lavado de dinero, de la siguiente manera: De León, César Rincón y Reiter, cuatro cargos cada uno; Villalobos, un cargo; e Isturiz, cinco conteos. De León y Villalobos también están acusados ​​de un cargo de conspiración para violar la FCPA.

"La corrupción amenaza la estabilidad económica y política, y victimiza a las personas que cumplen la ley ordinaria al desviar fondos públicos a los bolsillos de funcionarios corruptos y sobornar a los contribuyentes", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Interino Cronan. 

Señaló que "Los cargos anunciados contra los mencionados funcionarios demuestran nuestro compromiso de luchar contra la corrupción en su origen y enjuiciar a quienes presuntamente blanquean sus ganancias ilícitas a través de instituciones financieras y bienes raíces estadounidenses. A través de casos como este, estamos enviando un fuerte mensaje a los funcionarios extranjeros corruptos: si blandas tus ganancias obtenidas ilegalmente a través de los Estados Unidos, serás procesado ".

"La disuasión efectiva de la corrupción requiere el enjuiciamiento de las personas culpables, donde sea que se encuentren esas personas", dijo el abogado estadounidense Patrick. "Continuaremos aplicando la FCPA contra aquellos que se aprovechan de los privilegios del mercado estadounidense".

"Este caso es un ejemplo de lo que se puede lograr cuando las agencias policiales internacionales trabajan juntas para frustrar crímenes transfronterizos complejos", dijo el agente especial a cargo de este caso Dawson. "HSI se compromete a mantener el estado de derecho e investigar a aquellos que participarían en prácticas ilegales.

La acusación formal alega que los cinco acusados, todos los cuales eran funcionarios de PDVSA y sus subsidiarias o ex funcionarios de otras agencias del gobierno venezolano, eran conocidos como el "equipo de gestión" y ejercían una influencia significativa dentro de PDVSA. 

Según la acusación formal, el equipo de administración conspiró entre sí y con otros para solicitar a varios proveedores de PDVSA, incluidos vendedores que eran residentes de los Estados Unidos, y que poseían y controlaban negocios incorporados y con sede en los Estados Unidos, sobornos a cambio de proporcionar asistencia a esos proveedores para ganar contratos de PDVSA.

La acusación también alega que los co-conspiradores luego lavaron el producto del plan de sobornos a través de una serie de transacciones financieras internacionales complejas, incluso hacia, desde o a través de cuentas bancarias en los Estados Unidos, y, en algunos casos, blanquearon los fondos del soborno en la forma de transacciones inmobiliarias y otras inversiones en los Estados Unidos.

Según la acusación, dos vendedores de PDVSA, Roberto Enrique Rincón Fernández (Roberto Rincón), 57, de The Woodlands, Texas, y Abraham José Shiera Bastidas (Shiera), 54, de Coral Gables, Florida, enviaron más de $ 27 millones en pagos de soborno a una cuenta en Suiza para la cual De León era un beneficiario real y De León y Villalobos eran firmantes autorizados. 


La acusación formal alega que esos fondos luego fueron transferidos a otras cuentas en Suiza. Tanto Roberto Rincón como Shiera se declararon previamente culpables en el Distrito Sur de Texas de cargos de lavado de dinero y violación de la Ley de Prácticas Corruptas en relación con un plan para sobornar a los funcionarios de PDVSA. 

De acuerdo con las admisiones hechas en relación con sus alegatos, Roberto Rincón y Abraham Shiera pagaron sobornos y proporcionaron otras bienes de valor a los funcionarios de PDVSA para asegurar que sus compañías fueran colocadas en los paneles de licitación de PDVSA y garantizar que recibieran prioridad de pago por delante de otros proveedores de PDVSA con facturas pendientes. 

Roberto Rincón y Shiera están esperando la sentencia que ha sido prorrogada para el 23 de agosto de 2018. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario